Descubra tu potencial

aguilapeke

Un niño subió a una montaña y encontró un nido de águila con un huevo dentro, sacó el huevo y al volver a casa lo puso debajo de una gallina junto con los demás huevos. Al nacer los pollitos, el pichón del águila se imaginó que era un pollito. El pichón de águila aprendió el comportamiento de los pollitos con su “madre” y comenzó a comportarse igual que sus “hermanos”.

Él no tenía idea de su potencial y cuando a veces sentía cosas raras por dentro no sabía qué hacer y por eso se reprimía. A final de cuentas era un pollito y tenía que actuar como tal.

Un día el vio que un águila pasó volando por la hacienda y en aquel momento percibió que quería ser como aquella águila, quería volar alto, quería irse al tope de las montañas que veía a distancia, abrió sus alas que eran más grandes y más fuertes que las alas de sus “hermanos” y de pronto entendió que era como aquella águila, aun sin haber volado antes, tenía el instinto y la habilidad inestable al principio, pero después con más fuerza y mayor control, así planeaba y subía, supo que había descubierto su verdadero yo.

Cuando usted descubra que está manejando solo la mitad de su vida, la otra mitad va a asombrarlo hasta que usted la desarrolle. No alcanzar su potencial es una verdadera tragedia, descubra el gran potencial que usted tiene y viva por encima del promedio habitual y nunca por debajo. No creer en sí mismo impide que usted sea lo que puede ser.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *