Deseo de justicia

deseodejusticia

 Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis al SEÑOR. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde fuisteis arrancados. Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué. Isaías 51:1-2

Dios hablaba aquí con un pueblo que estaba saliendo del cautiverio babilónico, un pueblo que, debido a los azotes sufridos, a los derechos saqueados, a la humillación y a la miseria, estaba saliendo de esa vida con un deseo de justicia. A ellos Él les dijo: Oídme…

Dios solamente habla con quienes cargan un deseo de justicia, de sí para con Él, y de Él para consigo.

Dios dijo: Mirad a la piedra…

Mirar a la piedra es mirar a Dios. Los que desean justicia deben dejar de mirar a los hombres, de buscar la justicia en los hombres, y mirar a Dios y a Su Palabra, buscando en Él lo que está prometido.

Después, Él dijo: Mirad a Abraham…

Los que quieren la justicia de Dios deben practicar una fe en los moldes de la fe que Abraham practicó.
En este mensaje, Dios también estaba queriendo mostrar que ese pueblo, aun estando débil y humillado por los años de cautiverio, podía volverse grande, próspero y fuerte así como Abraham que, aun teniendo una edad avanzada, sin vigor ni esperanza, se convirtió en el padre de una numerosa y poderosa nación.

Que Dios nos bendiga con Su Justicia.

Fuente: bispomacedo.com.br/es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *