Diferencia de pecados

diferenciadepecado

El pecado es la transgresión cometida por el hombre contra Dios, y puede ser un acto o una condición. Es totalmente falsa la idea de “pecadito” y “pecadón”, “pecado liviano” o “pesado”, pues todos son graves y, sin arrepentimiento, son capaces de llevar a la condenación en el infierno. Sin embargo, la manera como el Altísimo lidia con cada falla revela que existen sus diferentes tipos y criterios. Si así no fuera, la Biblia no detallaría estas faltas y sus consecuencias.

Vamos a analizar los siguientes ejemplos para diferenciarlos mejor:

David ya estaba establecido en su reinado y tenía muchas victorias. Pero, mientras los reyes estaban con sus tropas en la guerra, prefirió quedarse en el palacio y descansar. El ocio trajo a la luz el adulterio y el embarazo de la mujer de su más fiel militar, Urías. Para ocultar su pecado, David mintió, tramó y, por fin, mandó a matarlo.

La vida de Urías le rindió la muerte de cuatro hijos. La misma pena que él le sugirió al profeta Natán que le aplicara al “hombre rico que tomó la oveja del pobre” (2 Samuel 12:1-7).

David cedió a la tentación de la carne y pecó. Aunque el arrepentimiento le haya traído el perdón, no lo eximió de cosechar el mal que sembró. Sufrió la vergüenza en la misma terraza del palacio, fue traicionado cruelmente y además tuvo la espada de la muerte en su familia.

Años más tarde, el hombre que había aprendido en la práctica las consecuencias de la desobediencia, falla nuevamente.

David ignora las instrucciones de la Ley sobre el censo y decide realizarlo con un propósito vanidoso. Él vivía un momento de muchas realizaciones personales y se sentía engrandecido con ellas. Quiso medir su fuerza y saber el tamaño de su ejército. Orgulloso, no consideró que sus victorias venían del Altísimo.

El pecado ahora nació en su espíritu, y las consecuencias serían pesadas. Entre tres castigos, recibió el permiso de elegir el que vendría sobre Israel. ¡Eso mismo! Toda la nación también sufriría con su transgresión. El pecado trae dolores para sí y para los demás. David vio al Ángel del Señor matar, por medio de una peste, a setenta mil hombres. El hombre que tenía a Dios como su aliado, Lo tiene ahora como el Sentenciador con la espada en la mano (1 Crónicas 21:16). El cielo abierto que derramaba bendiciones, pasa ahora a derramar muerte.

Él se dirigió al Altísimo con su espíritu quebrantado y arrepentido. Alcanzó la misericordia, y la peste cesó, al levantar un Altar y sacrificar. El Altar que él no consideró al pecar, ahora era el único Lugar donde encontraría la Salvación. En las dos ocasiones, David encontró el perdón de Dios, porque, de hecho, se arrepintió. Las consecuencias eternas de sus actos fueron borradas. Sin embargo, las consecuencias terrenas no.

La diferencia entre estos dos pecados de David es que el primero fue cometido por una debilidad carnal, cuando cedió a la tentación. El segundo fue espiritual, al creer más en la fuerza del propio brazo que en la Providencia Divina.

En todo tiempo surgen oportunidades para pecar, y estas vienen para todos, pero debemos recordar que el pecado es una rebelión contra Dios, principalmente cuando es cometido por personas conocedoras de las Sagradas Escrituras.

Aunque los ojos humanos no lo vean o no lo califiquen como grave, el pecado es pecado, no importa su intensidad.

Fuente: blogs.universal.org/bispomacedo/es

Related Posts

One thought on “Diferencia de pecados

  1. Definitivamente si creo que existen diferentes clases de pecado,lo que si no existe es tamaños del pecado por que por muy pequeña que sean las fallas ,eso es pecado, por eso no debemos equivocarnos cuando sepamos que hemos pecado tenemos que aceptar lo que hemos cometido una falta ,que se llama,simple y llanamente pecado, gracias QDLSB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *