cementeriosUna persona estaba colocando flores en la tumba de un pariente, cuando ve a un chino depositando un plato de arroz en la lápida de al lado.

El se gira hacia el chino y le pregunta:
-Disculpe, pero ¿Crees de verdad que el muerto vendrá a comer el arroz?

Y el chino le respondió:
-Si, cuando el tuyo venga a oler las flores.

Respetar las opciones del otro, en cualquier momento, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener.
Las personas son diferentes, actúan de forma diferente y piensan diferente. Nunca las juzgues, solamente compréndelas.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *