¡Dios aprueba el miedo!

miedo

Existen algunas cosas en el Texto Sagrado que nos parecen raras; otras, sin nexo; pero todas nos llevan a reflexiones muy serias con respecto a nuestra espiritualidad.

Un ejemplo de eso es el ‘Tema del Miedo’.

Pues, ¿cómo puede Él mandarnos, 366 veces, a “no temer a nada ni a nadie”, allá en el final de las Escrituras cuando habla de la Salvación del alma, y a la vez aprobar el miedo?

¿Estará cayendo en contradicción?

¿Será Él un Dios confuso?

“Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en Mi presencia solamente, sino mucho más ahora en Mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor.” Filipenses 2:12

Con certeza, Él no es un Dios confuso.

Es que, realmente, ¡este es el único “Miedo” que Él aprueba!

El Miedo de perder el mayor patrimonio que adquirimos en nuestra relación con Dios: ¡la vida eterna, la Corona de la Vida, nuestra Salvación!

Este Miedo, ¡estamos autorizados a tenerlo!

¡Dios los bendiga sobremanera!

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *