El “ABC” de las bases de maquillaje

bases221116

Solo quien sintió en la piel la aventura de haberse puesto maquillaje, salir de casa corriendo y solo darse cuenta a lo largo del día que la cobertura de la base no era la mejor, sabe cuán importante es acertar en la elección del producto.

Base aliada

Elemento indispensable y paso considerado importantísimo en el maquillaje (después de todo una piel mal cubierta es capaz de arruinar todo el look), la base es fundamental para cubrir imperfecciones, unificar el color de la piel y mantenerla impecable. Por ese motivo, expertos señalan que vale la pena invertir un poco más en el producto (pero no sirve de nada gastar horrores en una base equivocada ¿ok?). Vale la pena recordar que existen en el mercado excelentes opciones para el rostro y para el bolsillo de todas.

En general, las mujeres de piel grasa pueden optar por la base con efecto mate, que controla y disfraza lo que tanto les molesta. Por otro lado las que tienen piel seca pueden optar por las bases líquidas, y las que están compuestas con agua, porque, además de hidratar, proporcionan un buen resultado. Las que tienen piel seca a normal también pueden elegir las más cremosas.

Acertar en la textura también es importante. Las líquidas son las más conocidas, las que son en barra más prácticas (aunque la consistencia cremosa no pueda agradar a todas) y las que son en polvo son ideales para conseguir un acabado liviano y dejar la piel sin tanto brillo.

Cubriendo todo

Las bases de cobertura ligera, que proporcionan un acabado natural, son las más indicadas para quien no tiene mucho que esconder – que solo desean unificar el color de la piel. Además de las bases destinadas a ese fin, las famosas BB Cream, CC Cream, compañía limitada y los célebres protectores solares con color también se encuadran en esa categoría. Las bases de cobertura media aseguran una mayor corrección de la piel, y las de alta cobertura cubren imperfecciones más complejas.

Durabilidad

Las bases de alta cobertura tienden a durar más, pero nada impide que se utilicen algunos trucos. El agua termal utilizada antes – e incluso después de ella – suele mantener el maquillaje. El primer (que prepara la piel antes del maquillaje) también. Otra alternativa son los fijadores de maquillaje. Vale la pena recordar que, antes de todo, es fundamental limpiar, tonificar e hidratar la piel antes de aplicar el maquillaje.

Aplicación

La base puede aplicarse con pincel para un acabado más bonito, y también con esponjitas al estilo beauty blender (con forma de gota), para lograr una textura natural. Utilizar los dedos para extender el producto también es una opción válida.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *