¡El compromiso es diferente para los hombres!

amor-a-primera-vista-

Él mira, pero ella ya se apasiona. Él se pone nervioso antes de llamar. Ella quiere llamar a toda hora. Él piensa y demora en tomar la decisión de entrar en la relación. Sin embargo, ella ya sueña con el casamiento, desde el primer cruce de miradas.

Esas diferencias entre uno y otro realmente existen, pues el hombre considera otras cosas para asumir una relación. “Él necesita sentir seguridad, porque eso engloba otros aspectos importantes sobre ella, como responsabilidad, complicidad, compromiso, y todo eso él lo sabrá por las actitudes”, afirma la psicóloga Débora Cristina de Macedo Jorge.

En contraposición, la mujer es soñadora, ya se imagina casándose con el compañero desde el primer contacto que tuvo. “Ella es pura emoción y, a partir del momento en que la emoción entra, automáticamente viene la ansiedad, y comienza a soñar hasta con el día del casamiento.”

Es necesario que haya equilibrio

Esa diferencia se produce porque el hombre funciona al contrario que la mujer. “Ellos tardan en asumir una relación porque son más inmaduros que las mujeres, y con eso vienen varias cuestiones como perder la libertad y las oportunidades de la vida de soltero. Piensa que no logrará dividir el tiempo para estar con ella, entre otras cosas”, aclara Débora.

Para que el equilibrio suceda es necesario que ambos cambien el modo de actuar. “La mujer tiene que aprender a actuar con los pies en el suelo. Cuando las cosas no suceden con quien y de la manera en que ella quiere, puede sentirse frustrada, comenzar a no creer en las personas y también a tener baja autoestima. Todo eso es posible que estorbe en relaciones futuras.”

El hombre no se queda afuera. Él también debe cambiar para no perder la oportunidad de una buena relación, por su falta de decisión. “Tiene que tener un objetivo trazado para no perderse. Los inmaduros no tienen objetivos, viven de “juegos”.”

Pero Débora enfatiza que tener objetivos es bueno para hombres y mujeres. “Quien no tiene una meta se pierde. Se queda tan desorientado que no logra ver las oportunidades que están a su alrededor.”

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *