El Espíritu Santo no es una opción

noesopcion

El bautismo con el Espíritu Santo es de vital importancia, no es una opción que Dios nos presenta. Cuando la persona es bautizada con el Espíritu Santo, es transformada literalmente. El carácter difícil e intolerante no existe más, la persona se vuelve pacífica, con un carácter excelente y una conducta maravillosa, porque el Espíritu de Dios pasa a vivir en su interior, la conduce, le enseña, la inspira, la hace una persona de visión en todos los aspectos.

Cuando el profeta Samuel estuvo con Saúl, dijo:

“Entonces el Espíritu del Señor vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre. Y cuando te hayan sucedido estas señales, haz lo que te viniere a la mano, porque Dios está contigo.” (1 Samuel 10:6-7)

Saúl, al recibir el Espíritu de Dios, fue transformado en otro hombre. Cuando desobedeció la orden del profeta Samuel (1 Samuel 10:8) y presentó el sacrificio antes del plazo determinado por el profeta (1 Samuel13:8-9), su desobediencia no fue por el hecho de ser un hombre carnal. Él fue ungido con el Espíritu Santo, por lo tanto, su desobediencia fue consciente. Él sabía que estaba transgrediendo la Palabra de Dios, sin embargo optó por desobedecer.

La persona que tiene el Espíritu Santo sabe lo que tiene que hacer y el momento adecuado, como le dijo Samuel a Saúl: “…haz lo que te viniere a la mano, porque Dios está contigo.”

Cuando el Señor Jesús dice: “El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.” (Juan 3:8), significa que el que tiene el Espíritu de Dios no tiene programada toda su vida, porque el Espíritu Santo no puede estar limitado. Él quiere tener la libertad de conducirnos según la necesidad.

Transformación radical

Cuando tomamos una decisión de fe es en función de la dirección del Espíritu de Dios. Cuando una persona recibe el Espíritu Santo, ella hace lo que Dios quiere que se haga en ese momento, porque ella está en Espíritu.

Cuando el Espíritu Santo desciende sobre una persona, Él provoca una inmediata y radical transformación en su vida. La visión egoísta de los ojos físicos se neutraliza por la visión espiritual.

El Espíritu Santo nos da una visión amplia y completa, y nos conduce a la solución de los problemas existentes. Neutraliza la visión mezquina de los ojos físicos y nos da la visión espiritual, que es la visión que marca la diferencia en nuestras vidas. El bloqueo de la comprensión espiritual se abre y hay comprensión plena de la voluntad de Dios.

Cuando la persona tiene el Espíritu Santo, no es engañada – a menos que quiera-, porque Él la inspira y dirige. Ella tiene sensibilidad para oír la voz de Dios.

Por eso el recibimiento del Espíritu Santo no es una opción, no es una doctrina, no es una religión. El Espíritu Santo es vida. Todo cambia. Cambia la visión profesional, la visión del futuro, la del matrimonio, la de los negocios, la visión de la vida. Porque el Espíritu del Altísimo conduce a aquellos que le pertenecen. Sin embargo, para que usted tenga el Espíritu Santo tiene que invertir en buscarlo, como Él dijo: “y Me buscaréis y Me hallaréis, porque Me buscaréis de todo vuestro corazón.” (Jeremías 29:13)

El Ayuno de Daniel

Serán 21 días ininterrumpidos (del 28 de diciembre al 17 de enero) en los que nuestra cabeza estará únicamente en las cosas de Dios.

Sepa a qué sitios ingresar y cómo nutrir su espíritu en este período

Usted se desprenderá lo máximo posible de las cosas de este mundo. Su mente estará limpia, pura y, de esa manera, preparada para la venida del Espíritu Santo.

Estaremos en un solo Espíritu, en una sola fe, en un solo corazón, como en el día del Pentecostés, cuando estaban todos en el mismo lugar. Los apóstoles todos allí sentados esperando escuchar la voz de Dios. Es exactamente eso lo que haremos estos 21 días. Estaremos sentados espiritualmente buscando la promesa de Dios. Y, obviamente, el Señor Jesús soplará Su Espíritu, porque Él es quien concede el Espíritu Santo.

Participe de una reunión en una Universal más cercana a su hogar y sepa más.

Related Posts

One thought on “El Espíritu Santo no es una opción

  1. EL ESPÍRITU SANTO es todo en nuestra vida, EL es nuestra vida, de EL dependemos y el que lo recibe no mira sacrificio, se entrega 100% sin escusas y sabe que mientras mantenga su comunión con DIOS y se mantenga fiel a EL en todo, jamas caerá ni retrocederá sin importar lo que pase y sabemos que la única manera en que tenemos de agradecer a EL tan maravillosa gracia, ES GANANDO ALMAS PARA SU REINO para que DIOS pueda hacer su obra en la vida de esas personas como lo hiso con nosotros…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *