¡El éxito no es ciego!

exito-no-ciego

“No espere alcanzar el éxito verdadero desistiendo de su matrimonio o cometiendo negligencias con sus hijos”

No se trata de una elección, pues, infeliz y erróneamente, muchos acaban por hacerla… creen que no pueden tener las dos cosas y que tendrán que elegir entre ser realizados profesionalmente o tener una familia feliz y unida.

Éstos son los que desconocen el verdadero significado del éxito verdadero, de que éste está compuesto por diferentes aspectos, siendo uno de ellos la realización sentimental o familiar. Cuántas historias no conocemos de personas que tienen todo (a nivel material) para ser felices, pero son miserablemente infelices, acabando, en muchos casos, hasta por quitarse la propia vida.

Y otras personas pasan años *despreciando a sus familias por estar concentradas en su búsqueda de los bienes materiales y, cuando se dan cuenta, ya es demasiado tarde, pues perdieron su matrimonio, la infancia de sus hijos, sus pequeñas victorias y hasta su amor.

Por eso, siempre que le digan que “no se puede tener todo”, en primer lugar, evalúe sus prioridades (poniendo a la familia por encima de las conquistas materiales) y después trace su plan de conquista, ¡rumbo al verdadero éxito!

*No presta la debida atención. Pues, sepa que quién no da valor a su familia, se menosprecia a sí mismo.

Obispo Julio Freitas

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *