El fin de la Frustración

“Después de estas cosas la palabra del Señor vino a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram, yo soy un escudo para ti; tu recompensa será muy grande. 

Y Abram dijo: Oh Señor Dios, ¿qué me darás, puesto que yo estoy sin hijos, y el heredero de mi casa es Eliezer de Damasco? Dijo además Abram: He aquí, no me has dado descendencia, y uno nacido en mi casa es mi heredero.” (Génesis 15:1-3)

 • Luego de la gran victoria sobre los cuatro reyes, y de recibir la Bendición del Poseedor, Dios viene a reafirmar y dar nuevas garantías a Abraham. 

 • Habían pasado diez años y Abraham, con 85 años, todavía no tenía hijos. 

 • Había experimentado libramientos, victorias, prosperidad … Pero todo lo que había conquistado no valdría de nada si no tuviera heredero.

 • ¿No fue Dios que prometió darle un hijo?  ¿Por qué todavía no había cumplido Su promesa?

 • Abraham estaba frustrado. 

 • Sin ninguna vergüenza, él exige la promesa de Dios.

 • “¿De qué me sirve todo esto si todavía no tengo hijos?”

 • ¿De qué me sirve más de lo mismo?  ¡Quiero lo que me falta!

 • Abraham representa a todos los FRUSTRADOS. 

 • ¿Qué le falta?  ¿Cuál es su mayor frustración?

• ¿Es no tener un hijo, marido, mujer, dinero, salud, logros, éxito, un hogar, un auto, un matrimonio feliz …?

 • ¿Pero de qué sirve tener todo y no tener el Espíritu Santo? 

• Dios no es un Dios de frustración, sino un Dios de cumplimiento de realización.

Participe el domingo 22 de Noviembre, a las 7:00 AM, 8:30 AM, 3:00 PM y especialmente a las 10:00 AM en nuestra Sede Nacional, Boulevard de Sábana Grande, diagonal a la estación del Metro Chacaito o en una Iglesia Universal mas cerca a su casa.

Related Posts