El juicio ante el trono blanco

trono250917

“ Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos”. Apocalipsis 20:11.

Ahora se trata de un Dios que vino para juzgar, así que el que conocimos como misericordioso, piadoso y Dios de compasión, vendrá para juzgar a todas las naciones.

“Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras”. Apocalipsis 20:12

Grandes y pequeños, todos estarán delante de Dios, sean ricos, famosos, pobres, etc todos serán juzgados. Entonces la vida será como un libro donde todo está registrado desde el día en que se nace hasta la muerte. Quizás en la vida de algunos faltan algunas páginas porque nadie sabe que va a pasar en el día a día y mucho menos se sabe el día en que todo terminará. Por esa razón se vive como si nunca fuese a pasar nada, pero allí es donde se equivoca porque nadie sabe el tiempo que le resta en este mundo.

“Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras”. Apocalipsis 20:13

Cada uno fue juzgado según las obras, todas las cosas que fueron realizadas están en este libro y no se puede esconder nada de Dios. Por eso lo que se siembra se cosecha y si no es está vida será en la próxima cuando este delante de Dios y el trono del juicio.

“Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”. Apocalipsis 20:14-15

Para aquellos que piensan que la vida termina después de la muerte, se equivocan hay vida después de la muerte pero depende a quien la persona le entregó su alma. Porque muchos hasta vienen a la Iglesia pero no tienen un compromiso con Dios. Sabemos que el fin está cerca y no necesitamos ver más señales con todo lo que está sucediendo. Así que abra sus ojos y busque entregar su vida alma a Dios.

Obispo Leandro

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *