El pasado sofoca el presente

pasado

Las personas están sujetas a las decepciones sentimentales, especialmente cuando son guiadas por las emociones. Después de todo, la Biblia afirma: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9). Quiere decir que los sentimientos son imprevisibles, pueden engañar y traer varios males.

Por ese motivo, el obispo Edir Macedo afirmó, en una reciente participación en el programa la “Escuela del Amor Responde” que es necesario “separar la razón del corazón, la fe del sentimiento”. Aquel que es guiado por la fe se protege de las posibles trampas e impide que los acontecimientos del pasado influyan en la vida presente.

Muchas personas sufren desilusiones sentimentales y se aferran a los sentimientos pasados. Eso hace que sufran las consecuencias de diferentes maneras.

-Tienen sentimientos malos, como rabia y tristeza, cuando recuerdan el pasado;

– Se apegan a personas que ya no hacen parte de su vida;

– Tienen miedo de sufrir nuevamente y, por eso, son inseguras y desconfiadas;

– Se sienten presas al sufrimiento que vivieron.

“La persona alimenta los sentimientos. ¿Cuándo alimento los sentimientos? Cuando entra a internet y busca información de la persona que usted ama, usted está alimentando las emociones. Es como si usted se clava un puñal y se escarba a sí mismo, haciendo de su cuerpo un colador”, afirma el obispo.

Para él solo hay una solución para librarse de ese problema: dejar de alimentar los sentimientos y comenzar a alimentar la fe.

“Cuando la persona vive en la fe, vive en la razón, en la inteligencia. Ella programa, ve, tiene perspectiva del futuro, planea su futuro independientemente de la voz de su corazón. Si usted está atada (o) a un sentimiento por ese muchacho (esa joven), mientras no se libre de ese sentimiento o deje a su corazón de lado y ponga su razón a funcionar, usted continuará con el problema y nadie podrá hacer nada por usted.”

Mire hacia delante

En la Terapia del amor, en el Templo de Salomón, los conferencistas y autores del libro “Matrimonio Blindado, Renato y Cristiane, hablaron directamente a quién todavía es rehén del pasado. “Solo podemos entender nuestra vida cuando miramos hacia atrás, pero solo podemos vivir nuestra vida cuando miramos hacia adelante. El pasado es útil cuando sabemos entenderlo e interpretarlo, y con esa información podemos cambiar nuestro futuro”, afirmó Renato.

La pareja destacó que es necesario aprender con lo que sucedió, como un noviazgo que no salió bien, por ejemplo. Sin embargo, no se puede revivir siempre aquel momento, porque eso impedirá que la persona esté abierta a una nueva relación.

Si usted quiere aprender más sobre la vida sentimental, participe en la Terapia del Amor que se realiza los jueves a las 3 pm y en especial a las 7 pm, en la Universal ubicada en el Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *