El poder de la determinación

flujodesangre

Todo lo que se podía hacer había sido hecho, y… ningún resultado;

Doce años de hemorragia diaria parecían una eternidad;

Los médicos, los remedios e incluso la medicina alternativa habían consumido todos sus recursos, y… nada.

Los familiares, los vecinos y los amigos no pudieron ayudarle;

Las palabras de esperanza y consuelo no servían;

Pero alguien le habló de Jesús,

Recobró sus fuerzas, su fe renació y se puso en acción;

En búsqueda del Desconocido Poderoso.

A pesar de la condición física extremadamente debilitada, sumada a las dificultades del viaje, aún así eso no le impidió vencer las barreras y llegar hasta Jesús;

Ni siquiera la multitud a Su alrededor la hizo desistir;

Sus convicciones eran tan fuertes que, exponiendo o no su problema, nada podría impedirle recibir el milagro;

Ya había determinado eso;

«Si tan solamente toco Su ropa, seré curada.»

¡Y sucedió!

Exactamente como ella lo había determinado.

El Espíritu de Dios está buscando gente determinada, convencida, decidida, intrépida, osada, valiente y audaz para manifestar Sus Grandezas;

Gente que asuma la fe independiente de las dificultades.

En cada milagro hay una guerra entre las convicciones personales y las circunstancias aparentes;

Quien cree en las Promesas Le reclama a Quien le prometió;

Lucha con las armas de la fe y conquista,

Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios, para la destrucción de fortalezas, anulando nosotros las ideas de debilidades 2 Corintios 10:4.

Quien no cree intenta, prueba, arriesga, aventura, o cuenta con la suerte.

Fuente: bispomacedo.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *