El seductor en persona

seductorÉl ya llamaba la atención por su físico: un galán, y cuando lo viste de lejos tu corazón se paró… Las chicas estaban loquitas por él y él sabía bien de eso, tanto es así que vivía rodeado de chicas. Su Facebook está lleno de candidatas a lograr un pedacito de él y “amigos” que lo envidian por eso. Cada foto más sexy que la otra, él sabe que es guapo y saca provecho de eso.

Cuando se te acercó aquel día, una voz te dijo que huyeras. Sabías que no iba a salir bien, que su perfil no era lo que necesitabas, pero el corazón… Ah, el dañado corazón no te lo permitió. Pero dijiste que sería sólo una amistad y nada más. Quien sabe, tal vez tú como su amiga podrías ayudarle a lograr el perfil de hombre que lleva buscando desde hace tanto tiempo… Y fue en esa ‘inocencia’ que te enamorarte de él.

Las flores y bombones eran constantes, ¡qué encantador! Él podría haber escogido a cualquier otra, pero te escogió a ti… Y cuando vosotros conversabais hasta altas horas de la madrugada, él se abría contigo. Te contaba lo infeliz que se sentía con ciertas cosas de su vida, sus padres no le entendían, los amigos no le comprendían, sueños que nadie aceptaba… Y te sentías lo más, su mejor amiga, la “solucionadora” de todos sus desahogos. Las llamadas eran cada vez más constantes, los emails, los recados, los SMS, que rápidamente se convirtieron en encuentros furtivos.

Parecía ser un amor fugitivo, nadie podía saberlo, incluso porque nadie entendería lo que ambos sentían el uno por el otro. Y creías todo lo que él te decía hasta que un día, después de él haber conseguido llevarte a su cama, su otro lado apareció. Ya no era tan romántico ni cariñoso, ya no atendía a la primera tus llamadas, de hecho, su móvil comenzó siempre a salir ocupado en aquellas horas que antes eran sólo para vosotros… Pero decidiste no dar importancia a esas señales, convenciéndote de que el amor es asimismo, te lleva a sufrir, lo importante es no desistir.

Fue cuando una amiga te dijo de un tal rumor de que él te traicionaba. Tú no lo aceptaste, inclusive dejaste de ser su amiga, porque creías que ella te tenía envidia por el hecho de vosotros estar juntos. Y allá estabas detrás de él, sólo que él realmente estaba diferente, con una mirada extraña. Y por más que no estuvieras totalmente feliz con las actitudes de él , te quedaste con él e hiciste la voluntad de él. Hasta que un día caíste en sí. El único problema es que ya era demasiado tarde… Te quedaste embarazada y él te abandonó.

Esa es la historia más común que existe en los días de hoy entre los jóvenes y mujeres que supuestamente deberían ya saber del famoso ‘El propio Encanto en Persona’. Viven creyendo todo que les hablan esos ‘Casanovas’ sin que haya la menor prueba de que realmente son lo que dicen ser. Y aún tienen la audacia de decir que ‘fue Dios que les juntó’, que ‘tiene certeza que fue Dios’, y que ‘él es todo lo que siempre pidió a Dios’. Ahora, dan ganas de agarrar un balde de agua helada y echárselo en ellas.

Sólo por estar carentes de atención y de amor, no necesitamos llamar la atención de todo el que aparenta así. Seamos más valiosas a nuestros propios ojos. ¿ O será que usted entregaría los ahorros de toda una vida para un chico que conoció en el Facebook ayer para ayudarle a invertir? Ah, pero nadie hace eso con el dinero… Sólo con la propia vida.

Pero siempre está aquella que dice: ‘Ah, pero yo también sólo estaba disfrutando él, yo tampoco quería un compromiso.’ Pero no es eso lo que te dices a ti misma, ya que eso siempre se repite. Tal vez, para no sentirte tan usada y desechada…

Esos hombres vulgares sólo existen a causa de jóvenes y mujeres así, que se dejan llevar por su labia. Tú eres una linda mujer de dentro para fuera y mereces mucho más. Cree y guárdate, no eres una cualquiera.

Fuente: http://www.cristianecardoso.com/es

Related Posts

2 thoughts on “El seductor en persona

  1. Mil gracias por este articulo, este tipo de hombres se pasan todan la vida asi y nunca buscan una estabilidad y compromiso y si ven que alguna chica quiere algo serio de inmediato le huye y la deja sin importarle nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *