El Tercer Mandamiento de Dios

tercermandamiento

Es el tercer Mandamiento, aunque es uno de los más importantes, y cuya comprensión explica nuestro pasado, nuestro presente y determina nuestro futuro.

3er MANDAMIENTO:

“No tomarás el Nombre del SEÑOR, tu Dios, en vano, porque el SEÑOR no tendrá por inocente a aquel que tome Su Nombre en vano.”

¿Qué sería tomar el Nombre de Dios en vano?
Tomar el nombre de Dios en vano es lo mismo que:

  • Esperar que Dios te libre de todos los males sin que tú hagas lo correcto;
  • Cobrar de Él el Cumplimiento de Sus Promesas, sin querer obedecer Sus Mandamientos;
  • Prometer que harás algo, si Dios, primeramente, hace esto o aquello otro.

Imagina que tu vas al médico y este te receta un determinado medicamento. Además de la receta médica, indica qué o qué no debes comer, añadiendo además ejercicio físico. Al abandonar la consulta, ¿qué haces? No tomas la medicación, comes los alimentos contraindicados y no haces ningún tipo de ejercicio físico, o sea, ¡no practicas nada de lo que el médico te dijo!

Mi pregunta es: ¿cómo ha sido tu visita al médico? ¡En vano, inútil! Pues bien, lo mismo se aplica a una persona “no tomar o invocar el Nombre de Dios en vano”, o sea, es lo mismo que hablar de Dios, pero no practicar lo que Él enseña. Y este es el caso de los religiosos, de los fanáticos, o sea, hablan, piden, hablan, cobran… pero no practican.

¡Las personas que “toman el Nombre de Dios en vano” son las que habla, pero que no tienen actitud! Hubo una época en la que esto ocurría con mucha frecuencia, que fue en los días del profeta Elías. El pueblo estaba dividido, entre creer en baal y creer en el Verdadero Dios. Pero, ¿será que las personas de la época no invocaban a Dios? Con seguridad sí, aunque, Él no era Visible en sus vidas. ¿Por qué? ¡Porque no había por parte de esas mismas personas la ACTITUD de Sacrificar para Dios! ¡Y cuando no hay actitud de Obedecer, Sacrificar, entonces, es inútil decir que se cree o se sigue a Dios, porque la persona está acomodada, y es este tipo de persona, por excelencia, que toma el Nombre de Dios en vano!

¡Llega incluso hasta ser vergonzoso, pues dice que cree en Dios, pero su vida revela exactamente lo contrario! La adoración de esta gente es religiosa, sistematica y fanática. Su carácter no muestra a Dios porque es malo. Y sus vida no Glorifican a Dios porque todo está destruido. ¡Y todas las personas a su alrededor quedan sin saber, en realidad, quién es Dios, ya que Él no se ve y es responsabilidad mía y tuya mostrar a este mundo quién es Él!

¡Además la postura de los que no usan el Nombre de Dios en vano, es totalmente contraria! Si Dios dice “ve”, va… si Dios dice “hazlo”, lo hace… si Dios dice “no lo hagas”, él no lo hace… ¡o sea, él obedece a Su Voz! Por eso persona, tiene buenos ojos, desafía a su propia Fe y Sacrifica, si es necesario, ¡ya que no toma el Nombre de Dios en vano!

Muchos afirman sentirse solos y que parece que Dios les abandonó, aunque, son ellos mismos quienes han tomado el Nombre de Dios en vano, pues si actuasen de otra forma, con seguridad, jamás se sentirían solos… Elías parecía que estaba sólo, pues sólo él asumió la Fe sacrificial en el Dios Vivo y se opuso a todo lo malo y equivocado, alimentado por el rey, por su esposa y los profetas de baal que eran 450, con más de 400 estatuas.

Sin embargo, no estaba sólo, al contrario… ¿por qué? ¡Porque no tomaba el Nombre de Dios en vano! Por eso, reflexiona en lo que Dios te ha pedido para que hagas y que todavía no hiciste… en aquello que Dios te pidió para que dejaras y que todavía no dejaste…

Por lo tanto, si no has hecho eso, empieza a tomar el Nombre de Dios de forma correcta, renunciado a tu voluntad, a tu “Yo” y, sobre todo, ¡haciendo Su Voluntad!

Y no olvides que el Nombre del Único Verdadero y Vivo Dios fue Revelado a José, cuando él Ángel le dijo: “Se llamará Jesús”. Hasta entonces, el Nombre de Dios era: “Yo Soy el que Soy”.

Cuando alguien invocaba a Dios decía: “Oh Dios Todopoderoso, El Soy el que Soy…”

Eso quería decir que quien Le invocara, había hecho, estaba ya haciendo y haría la Voluntad del Dios Vivo y no la suya propia.

Obs.: Todos lo hombres y mujeres de Dios sólo usaron el Nombre de Dios después de haber hecho su parte, por eso no fue en vano.

¡¡¡Analiza como has usado el Nombre de Dios, pues Él nunca dejó y jamás dejará de funcionar!!!

 Fuente: juliofreitas.com/es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *