El tiempo pasó

tiempopasa

El querido año, nacido en enero y enaltecido en el Año Nuevo, de repente se torna un viejito en diciembre.
¡Se despide de la rueda-viva del tiempo, pero nos enseña una gran lección!

En el tiempo en que la vida nos permitió vivir en este año, lloramos y reímos. Personas llegaron y partieron, y no entendimos.
Todos ganamos y perdimos.

Para algunas personas dijimos hasta luego, y para otras, adiós…
Vivimos y envejecimos, lástima que no siempre aprendimos.
El mismo oxigeno que trajo vida a cada segundo,
llevó consigo un poquito de nosotros de este mundo.
Cosas bellísimas nos saltaron a los ojos,
pero escenas horribles hirieron nuestro corazón.

Nos quedamos admirados con el amor y también espantados con el terror.
Tuvimos momentos para bromear y otros para hablar con seriedad.
¡Y sin darnos cuenta, el año pasó!
Sudamos en el verano ardiente.
Levantamos las hojas del otoño confortante.
Temblamos con el frío penetrante.
Vibramos con la primavera sonriente.

¡Y, sin que nos diésemos cuenta, pasaron los años!
Ah, como suspiré por cumplir mis 15 años…
Cuando me casé, quería ser rápidamente una mujer madura.
¿Por qué queremos tanto lo que en la vida es una dictadura?
El tiempo muestra la fragilidad de nuestro origen: somos barro.
Pero, el Gran Alfarero nos ofrece ser un lindo y eterno jarro.
Es infeliz quien no conoce su propio valor.
Su vida es un espectáculo de horror.

El tiempo nunca se cansa de correr.
Sin embargo, no espera a nadie, ¡créame!
Harto de días, meses y años, a su cuerpo causará daños.
Los jóvenes, con el tiempo se aburren, mientras que los viejos, ansían por él.

¡Pienso que la Tierra aceleró el paso y se olvidó avisarnos!
Gira y corre tanto que no le logramos acompañar.
¿Hay alguien que todavía juega con el pasar del tiempo?
¡Ah, qué difícil! ¡El tiempo no tiene más el mismo tiempo!

Así que, no viva como la mayoría, haga la sabiduría su objetivo .
¿Le cuento un secreto? No pierda el tiempo como agua entre los dedos.
Y, le recuerdo: ¡el tiempo no esperará por usted!

 Fuente: blogs.universal.org/cristianecardoso/es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *