Ella me pidió tener relaciones conmigo y con otra mujer. ¿Debo aceptarlo?

quedebohacer

La relación en pareja necesita fidelidad, comprensión mutua y unión. Cuando estos factores no están presentes, la relación se hace complicada. Fantasear con relaciones sexuales extrañas al matrimonio y rechazar al hijo de otra relación son los problemas enfrentados por Rodrigo y por Jéssica. En esta edición de la Escuela del Amor Responde, los conductores Renato y Cristiane Cardoso ayudarán a los alumnos con consejos que servirán de ejemplo para otras parejas que pueden estar pasando por las mismas situaciones.

Rodrigo – Mi esposa tiene curiosidad de tener relaciones conmigo y con otra mujer al mismo tiempo, o sea, una relación de a tres. No sé si eso está bien, oriéntenme, por favor.

Renato – ¿Sabe cuál es el problema de la actualidad? Es que tenemos hombres que no son hombres de verdad y mujeres que no son mujeres de verdad. Es decir, hombres que están huyendo de su papel de hombre, no están asumiendo el papel que el hombre debe tener en su casa, dentro de su matrimonio, de su familia: el papel de cuidar, de ser fiel, de celar, de respetar y de proteger una de las cosas que es una de las más íntimas entre la pareja, que es el momento en el que los dos están en la cama. ¿Por qué usted traería a una tercera persona a su cama, e incluso le escribiría a un programa como este preguntando si es correcto o no? Las personas no tienen una referencia de lo correcto y de lo incorrecto. Usted es un ignorante más de la pornografía, un ignorante más de esa cultura de que vale todo en busca de un placer sexual, incluso compartir a su marido con otra mujer o compartir a su esposa con otro hombre. Las personas están prácticamente enloqueciendo.

Cristiane – Su esposa tiene una curiosidad muy extraña. Usted debería cuestionar esa propuesta que ella le hizo, porque querer eso ya muestra que tiene algunos problemas de carácter. ¿Por qué le gustaría ver a otra mujer en la cama con usted? ¿No le parece extraño eso? Porque, para que nos esté preguntando eso a nosotros, parece que a usted no le parece extraño y que solo quiere saber si es correcto o no.

Renato – Es difícil decir quién está más loco: si es ella al pedirle eso o si es usted por no sabe qué hacer e incluso preguntarnos lo que debe hacer. Honestamente, usted debería, como mínimo, cuestionar lo que su esposa está consumiendo. Ella debe estar consumiendo algo muy podrido para que se ponga a pensar en ese tipo de fantasía. Si es que no está consumiendo eso con ella, si es que no fue usted quien puso eso en su mente. Usted no está siendo el hombre que debería ser para, como mínimo, tener una reacción fuerte en el momento que ella mencionó eso. Jamás un hombre en su sana consciencia titubearía por un segundo sobre qué decirle a su esposa en el instante que ella le presentara esa hipótesis. Sea el hombre que necesita ser. Si usted acepta eso, después de que haya traido a otra mujer a su cama, ¿qué vendrá después? Algo está muy equivocado con ella y con usted.

Jéssica – Estoy de novia hace cinco años. Cuando teníamos dos meses de novios, él descubrió que su ex estaba embarazada de él de cuatro meses. Él me habló y estaba sufriendo mucho, pues no estaba enamorado de ella y quería estar conmigo. Estaba muy atónita, pero conversamos y nos quedamos juntos, ya que ellos no estaban más dispuestos a mantener la relación. Pero, hasta hoy, no acepté esa situación. A veces incluso la olvido, pero cuando la recuerdo, me siento muy mal. Tengo ganas de terminar nuestra relación, pues no logro aceptar que tenga un hijo con otra. Termino diciéndole varias cosas malas sobre eso a él. Ya intenté cambiar, pero no consigo aceptar eso. Le digo que no tendremos hijos, ya que su elección fue tener hijos con otra persona. Eso me hace enojar y lo lastima mucho, pues ese niño no fue planeado y él sufrió bastante también al saberlo. ¿Qué hago?

Renato – Jéssica, usted se contradice, porque dice que, a pesar de todo, conversaron y usted aceptó quedarse con él aun así. Al mismo tiempo, escribe “pero, hasta hoy, no acepté esa situación”. Es decir, es difícil entenderla. ¿Usted lo aceptó o no lo aceptó? La verdad es que usted no lo aceptó, pero, en esa época, dijo que estaba bien y se quedó con él, pero, en el fondo, nunca aceptó la situación. Está hace cinco años en la duda. Hace cinco años su vida está detenida y está haciendo que la vida de ese muchacho también esté detenida, porque usted no se decide. O decide no estar con ese muchacho, porque, después de todo, no acepta el hecho de que tenga un hijo con otra y nunca va a conseguir aceptar eso, o decide que está bien, que entiende y cree que realmente él no quiere nada con esa mujer, que realmente la ama a usted, que ustedes pueden ser felices, que van a solucionar esa situación y que nunca más se tocará el tema.

Cristiane – La cuestión no es ni siquiera si a él le gusta su ex, porque usted ya dijo que ellos no se gustan. Usted lo sabe. Su problema es que él tiene un hijo con otra mujer. Ese es el problema. No es que la traicionará con otra, pues usted ya sabe que eso no va a suceder. Usted se colocó en esa situación. Hace cinco años, él le dijo que tendría un hijo de otra relación y usted lo aceptó. Usted debe estar molesta consigo misma. Si hay alguien aquí que le hizo mal, fue usted misma. Él le fue honesto, le dijo lo que sucedió, que fue un error. Le preguntó si usted quería continuar, y le dijo que sí. Ahora, cinco años después, ¿dice que no lo acepta?

Renato – Si yo aconsejaría a su novio, le diría que salga de esa relación. Le diría lo siguiente: usted está perdiendo su tiempo, está con una persona hace cinco años que aún no se decidió si lo quiere o no y que no consiguió superar la existencia de su hijo con otra mujer. Y a usted le digo que ya pasó suficiente tiempo. ¿Esperará a que ese niño se convierta en abuelo o abuela para decidirse?

Cristiane – No hay otro camino, Jéssica. Ese niño siempre va a ser su hijo. Él no va a negar a ese niño para quedarse con usted. No es justo. Si usted quiere esa relación, tendrá que aceptar a ese niño. Existen dos opciones: o acepta a ese niño o termina. No existe algo mágico ni cómo borrar todo. La situación es esa.

Renato – Si quiere salvar esa relación y mirar hacia adelante, tendrá que aceptar ese hecho. Si logra hacer eso, sin echarle en cara nada, sin estar haciendo que pague por ese error que cometió antes de conocerla a usted, si piensa que vale la pena, entonces trabajo en eso. Lo primero es tomar una decisión. Sospecho que, por el hecho de que pasaron tantos años y todavía tiene que escribirnos a nosotros pidiendo una opinión, usted no está preparada para aceptar eso. Por eso, estoy inclinado a aconsejarle que termine esa relación y que deje de perder su tiempo y de hacerle perder tiempo a él también.

Cristiane – Solo una cosa más: él no la traicionó. Usted entró a una relación con alguien que había acabado de salir de otra, que generó un embarazo. Él es esa persona que tuvo un hijo con otra persona. ¿Usted no quiere aceptar ese hecho? Sinceramente…

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *