Enfrentó a hombres y huyó de una mujer

enfrentoahombre

El profeta Elías hizo que descendiera fuego del cielo.

Desafió a centenas de profetas que servían al diablo poniendo su propia vida en riesgo.

Sabía que si el fuego no descendía sería aniquilado, pero, ¿qué le dio tanta certeza de que Dios respondería y enviaría fuego del cielo?

Es simple. Elías no estaba pensando en sí mismo.

La razón por la cual decidió hacer ese desafío fue ver que el PUEBLO estaba dividido.

El pueblo estaba perdiéndose. Esas almas estaban siendo engañadas y alguien necesitaba hacer algo para ayudarlas.

¿Cómo Dios no iba a responderle a un hombre que ponía su propia vida en riesgo a favor del pueblo?

¡Imposible!

Pero inmediatamente después, vemos al mismo Elías, el hombre que hizo que cayera fuego del cielo, huyendo de Jezabel.

¿Por qué?

¿Por qué el profeta que había puesto su propia vida en riesgo delante de centenas de hombres no estaba dispuesto a hacer lo mismo delante de aquella mujer?

Él ya les había probado a las personas que el Dios de Israel era el Verdadero Dios.

Las personas ya tenían cómo decidir a quién servir – Elías ya había hecho su parte.

Ahora él estaba pensando en sí mismo. Fue por eso que corrió.

Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado. 1 Reyes 19:3

Mientras el pastor viva su vida preocupado por el bienestar de sus ovejas, el fuego siempre descenderá del cielo.

La respuesta de Dios siempre vendrá para consumir el sacrificio presentado por él.

Sin embargo, cuando el «pastor» deja de preocuparse por las ovejas y comienza a pensar en sí mismo, en su futuro, en su bienestar… Es decir, cuando la intención de su corazón pasa a ser incorrecta, el fuego de Dios en su vida también se apaga. Y aquel que una vez mató a centenas de hombres a filo de espada, terminará huyendo incluso de mujeres

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. Proverbios 4:23

Fuente: bispomacedo.com.br/es/

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *