“El que tiene en poco la disciplina se desprecia a sí mismo, mas el que escucha las reprensiones adquiere entendimiento”Proverbios 15:32

El obispo Renato Cardoso explicó que, si las cosas de este mundo que duran mucho tiempo tienen un precio alto, el valor del alma, que es eterna, sería incalculable. 

Pero, ¿qué tiene que ver la salvación del alma con la disciplina? Todo, porque sin disciplina es imposible conquistar el Reino de los Cielos. 

“Cuando acepto la disciplina es porque me preocupo por mi alma. La disciplina sirve como protección para mi alma. El Reino de Dios es un reino de disciplina”, indica el obispo Renato. 

Cuando las personas lleguen a comprender el valor de la disciplina, la preservación del alma y la Salvación, ya no verán la disciplina con disgusto o rechazo. “Es cierto que al principio la disciplina no es algo agradable, pero luego trae muchos frutos de alegría. Incluso si no te gusta, porque crees que al principio daña la voluntad humana. entiendes que le va bien. Entonces, incluso si no te sientes cómodo, comienzas a aceptar y ver los beneficios de la disciplina”, añade. 

El dueño de la disciplina

 Es necesario ser disciplinado a nivel del alma, ya que es natural que esta disciplina con el alma se extienda a otros ámbitos de la vida. 

El autor de la disciplina es Dios. Y si usted, querido lector, asume este principio, su vida comenzará a cambiar a través de la disciplina. Finalmente, el obispo explicó que la disciplina es lo correcto y que si se practica con regularidad, como hábito, hace que su vida avance.

 DESAFÍO 8:

 ENCONTRAR ALGO QUE ESTÉ DOMINÁNDOLO Y PASAR A DOMINARLO.

•• Sr. Carlos Tandazo

“El desafío que me ayudó fue el número #8, que habla sobre encontrar algo que esté dominándolo y pasar a dominarlo.

A través de este desafío pude notar que me estaba dejando dominar por el miedo, las dudas, la timidez, ansiedades y preocupaciones, lo cual me impedían avanzar en mi vida económica y social. Por eso decidí trabajar en estos puntos; ahora mi manera de pensar, mis actitudes son determinadas, tengo confianza en mí mismo”, finaliza Carlos.

Entradas relacionadas