¿Es posible tener una amistad con el “ex”?

el_ex

¿Se puede tener una amistad con el ex o la ex? La pregunta genera polémica entre la mayoría. Algunos creen que sí, pero la mayor parte, ya tiene un concepto bien formado: no se puede, sin importar el tipo de relación – noviazgo, compromiso, matrimonio.

Mantener al ex o a la ex cerca, sin que haya un objetivo en común -como hijos, por ejemplo- es una “piedra en el zapato” de mucha gente. Además de generar presión en la relación actual, obstruye y puede destruir el noviazgo, el compromiso o el matrimonio.

No se puede vivir el presente teniendo que convivir con recuerdos del pasado. Es obvio que nadie va la “perder la memoria” por esa causa, pero tampoco va a ponerse a cultivar lo que ya pasó.

La propia Biblia hace serias advertencias con respecto a este tema, cuando menciona, en Isaías 43:18,19, lo siguiente: “No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que Yo hago cosa nueva…” O sea, el propio Dios, por intermedio de Su Palabra, orienta a las personas a no volver a recordar lo que pasó, mucho menos considerando las cosas antiguas. Y lo más interesante es que promete hacer algo nuevo.

20140115f¿Cuáles son los límites?
Este fue el tema tratado, recientemente, en uno de los programas “The Love School”- presentado, todos los sábados al mediodía, por la pareja Renato y Cristiane Cardoso. La pregunta en cuestión fue: ¿cuáles son los límites para que esa amistad no interfiera en la relación actual?
“Si existen hijos de por medio, no hay problema, pero, aún así, es necesario poner límites en ese contacto. De lo contrario, lo mejor por hacer es auto cuestionarse: ¿Qué me trae de bueno esa presencia? ¿Para qué acepto esa presencia? ¿Al servicio de qué está todavía esa presencia en mi vida? Y si nota que la insistencia viene del otro, converse y ponga límites. Aclare que la persona ha tenido actitudes agradables, pero que ha decidido no recibirlas más”, dijo Cristiane.

¿Y cuando tienen a todos sus amigos en común y frecuentan los mismos lugares? “Si son amigos, deben elegir de qué lado van a estar, y vice-versa, inclusive porque usted no podrá cortejarlos más”, alertó ella.

Removiendo el pasado
Si para algunos, mantener una amistad con el ex no interfiere en nada en su vida presente, para otros, la presión se vuelve real y bastante dolorosa.

“Es como cavar un pozo que no tiene fin. Cuanto más mueves, más te hundes. Los recuerdos son buenos hasta un límite. Si la persona profundiza mucho en lo que vivió, con seguridad, va a pagar un precio alto con angustias e infelicidad”, dice L.S. de 40 años (que prefiere no decir su nombre).

Él vivió un gran amor en su juventud. Fueron casi 5 años de noviazgo en la escuela y se fue desarrollando hasta sus 23 años. “El tiempo pasó, cada uno siguió su vida, después de muchos años la encontré. Nos acercamos como ‘amigos’, pero fue una experiencia muy mala, ya que ambos habíamos constituido nuestras familias.”

Necesité coraje para ponerle un punto final a esa situación. L.S. tuvo que actuar rápido, pues sin notarlo, ese trato estaba desorganizando la vida de ambos. “Conversamos y decidimos cortar todo tipo de contacto, inclusive el virtual, para que cada uno siguiera su vida de verdad.”

Consejos para superar la situación (*):
1 – ¿Él/a continua llamando a su casa?
Debe hacer algo al respecto- . No deje que el ex o la ex, intervenga en su vida.
2 – ¿Él/a usa a su hijo para acercarse?
Póngase de acuerdo con su compañero/a actual cómo será la presencia de su hijo.
¿Él/a se la pasa dejando mensajes en su Facebook?
Si el ex o la ex está interfiriendo en su relación, la solución es bloquearlo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *