“Estoy libre de los males espirituales que me atormentaban”

doris-castro

Padecía de insomnio, veía bultos, sentía que se sentaban en mi cama y eso me atormentaba. Además padecía de fuertes dolores de cabeza que se hacían cada vez más constantes, tenía dolores en las piernas y esto hacía que no tuviera paz.

Me sentía deprimida, sin saber qué hacer ni a dónde ir, en medio de todo este sufrimiento recibí la invitación para asistir a la oración de liberación espiritual. Participando y perseverando día a día, los males que aquejaban mi ser fueron desapareciendo.

Ahora no sufro de ningún mal espiritual, puedo dormir con tranquilidad, ya no tengo visiones ni sensaciones extrañas, las dolencias desaparecieron. Soy una mujer completamente transformada y bendecida, gracias a la fe y a la manifestación del poder de Dios en mi vida.”

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *