La fe es una herramienta dada por Dios para que el ser humano conquiste las promesas establecidas en las Sagradas Escrituras, tales como: la salud, la prosperidad, una familia unida y la paz interna que solo el Espíritu Santo proporciona. Sin embargo, la mayor conquista que una persona puede obtener es la Salvación eterna de su alma.

Por no ser visible a los ojos físicos, algunas personas desestiman los cuidados que requiere el alma y, debido a eso, solo usan su fe para obtener únicamente las bendiciones tangibles. No obstante, ¿de qué serviría tener fe para adquirir una determinada empresa, por ejemplo, pero no tenerla para perdonar a alguien que le hizo algún daño?

Cabe destacar que es un derecho Divino conquistar bienes materiales, pero la fe es fundamentalmente para que el ser humano se venza a sí mismo y alcance la Salvación.

“Al que venciere, le daré que se siente Conmigo en Mi trono, así como Yo he vencido, y Me he sentado con Mi Padre en Su trono” Apocalipsis 3:21

¿Usted tiene fe para vencer al pecado y conquistar la Salvación de su alma?

Entradas relacionadas