Fin de los tiempos: las falsas enseñanzas

bible

Desde hace mucho tiempo las iglesias hablan sobre las señales del fin de los tiempos fundamentadas en versículos bíblicos que relatan los últimos acontecimientos de la humanidad. Es exactamente el tiempo que demoran estos acontecimientos en cumplirse lo que hace que las personas no crean en la veracidad de la información contenida en las Sagradas Escrituras.

Como dice en 2 Pedro 3:3-4: “…sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.

Mientras que la cuestión es: ¿Esos eventos no están sucediendo o las personas están con los ojos cerrados ante todo lo que viene ocurriendo en el mundo?

A partir de hoy,  publicaremos una serie de estudios sobre el final de los tiempos, contextualizando los versículos bíblicos con algunos de los hechos que vienen sucediendo.

Falsas enseñanzas

Jonestown

Más de 900 personas murieron envenenadas con cianuro en Jonestown

Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.”, (Mateo 24:23-24).

Sabemos que las religiones y sectas poseen una gran influencia en la sociedad, en la política e incluso en la economía de los países. De acuerdo con las investigaciones, aproximadamente dos tercios de la población mundial siguen alguna religión. A pesar de que existen numerosas, las cinco mayores (el cristianismo con cerca de 2,2 billones de adeptos; islamismo, con aproximadamente 1,6 billones de adeptos; hinduismo, con cerca de 900 millones de adeptos; la religión tradicional china, con aproximadamente 400 millones de adeptos y budismo, con más de 375 millones de adeptos) tienen enseñanzas completamente diferentes entre sí.

Como puede verse, el problema no es la cantidad de religiones y sectas existentes o que aún van a existir, tampoco el número de sus seguidores, pero el mensaje que cada uno trae, puede contener distintas interpretaciones. Sin contar las guerras que implican religiones que ya llevaron millones de personas a la muerte. Un ejemplo de eso son los conflictos entre israelitas y palestinos que, entre otros factores, uno son las disputas religiosas.

Innumerables sectas por el mundo han llevado a las personas al fanatismo y, en algunos casos extremos, al suicidio. Como lo que marcó a los Estados Unidos el 18 de noviembre de 1974, cuando más de 900 personas, lideradas por Jim Jones, (foto de abajo) fundador de la iglesia “Templo de los Pueblos”, murieron envenenadas con cianuro en Jonestown, en Guyana.

Otro caso que sucedió recientemente vincula a una familia en la ciudad de Diadema, en Brasil. El marido, la esposa y dos hijos creían piadosamente que Jesús vendría el día 14 de marzo de 2009. La madre renunció a su empleo de 14 años de antigüedad en una fábrica de alimentos, seguida por el hijo, que estaba de novio, tenía un buen empleo y había terminado de graduarse en la universidad y la hija de 18 años, que trabajaba en el departamento de Recursos Humanos de una gran empresa. Lo más impactante es que ellos rompieron todo lo que había en su casa, incluyendo aparatos electrónicos, computadoras, dinero y documentos, abandonaron la casa y dejaron hasta el auto de la familia. Todos siguieron a pie por la ruta Fernando Dias, diciendo que a las 14 hs de ese día serían arrebatados por Jesús. Mientras que, días después, fueron encontrados e un refugio en Ourinhos, en el interior del estado de Sao Paulo.

jim-jonesLo que hay que observar, es que las enseñanzas, muchas veces, no se condicen con las Sagradas Escrituras, además de endurecer el pensamiento, lo llevan al fanatismo como en el caso anterior.

El problema es el mensaje contenido en estas doctrinas, que pueden apartar o desviar el foco espiritual de la persona sincera, que está en búsqueda de la salvación de su alma. Aquí podemos abrir un paréntesis, hay que resaltar que aún dentro del cristianismo, por ejemplo, hay varias corrientes de pensamiento, y que por eso mismo, los cristianos deben asegurarse si lo que está recibiendo como enseñanza es bíblico o pura herejía.

En este caso, podemos citar la fanerose, en que las personas que se dicen “poseídas” por el Espíritu Santo, llegan al punto de perder la conciencia, entran en una especie de trance, danzan, zapatean o caen al piso, de forma completamente desequilibrada.

Para alertarnos en cuanto a esto, Jesús deja en claro “.… Mirad que nadie os engañe; porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y engañarán a muchos. Entonces si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo; o, mirad, allí está, no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos.”, (Marcos 13:5-6; 21-22).

 

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *