Friday Look – Necesitas Conocerte

necesitasconocerte

Estuve pensando en nuestro valor, estuve también observando cosas al respecto de mí misma…

Hoy trabajando con la moda y viviendo de cerca este universo tan divertido, comencé un análisis sobre varias cosas.

Hablamos aquí en el Friday Look sobre temas variados, pasamos por tendencias, estilos, cuidados personales, pero percibimos que aún muchas mujeres están lejos de recibir estas informaciones, no porque las ignoren, sino porque no saben aplicarlas.

Percibo que muchas chicas aunque pudieran tener un guardarropa magnífico no sabrían usarlo.

¿Ustedes sabían que eso no depende de entender de moda? ¡Es verdad!

Creo con todo mi sentido común que no es necesario saber lo que sucede en el mundo de la moda para saber vestirse adecuadamente.

Digo esto con mucha confianza, pues yo misma no siempre uso cosas que están de moda y creo que acierto al menos el 90% de las veces.

¿Saben por qué?

¡Porque me conozco! Conozco mi cuerpo, sé qué debo usar para valorarme y sé exactamente en dónde están mis puntos débiles, y no los resalto.

No es tan difícil, tal vez sea un poco doloroso, pero altamente necesario.

Probablemente ustedes ya repararon en mujeres que se visten como sus hijas. Días atrás vi dos muchachas de espalda, ambas de minifalda de jean, remera blanca y botitas… cuando se dieron vuelta eran madre e hija. ¡Hasta el cabello era largo e igual! ¿Eh? ¿Cómo? Lo único que pensé fue – ¿Esta mujer no quiere ver que el tiempo pasó?

Recuerdo un día en que me miré al espejo de cerca, observé un cuerpo diferente al de antes, una piel ya no tan firme, señales y pecas por todo el cuerpo, mi rostro manchado, algunos kilos extras… Pensé – El tiempo está comenzando a pasar para mí…

Confieso que fue un poquito doloroso, jejej, eso me hizo pensar en el rumbo que mi vida tomó y tantas cosas que ya viví, después desperté y vi que no importa mi edad  ni las señales del tiempo, ¡pues tengo un Dios que me libra de todas esas pequeñas cosas y me ve linda!

Así, decidí cuidar de quien soy hoy, del cuerpo de la Bianca que existe ahora y eso hizo que me aceptara de la forma que soy.

Mi ropa no son solamente telas que sirven para cubrir mi cuerpo en sociedad, son piezas que hacen mejor a mi cuerpo, que me hacen más armoniosa, que hablan de mí.

Cuando uso una prenda transmito un mensaje.

Cuando me siento bien con mi ropa, me siento segura, me comporto mejor y me expreso mejor… Raro, ¿no?

Muchas deben estar pensando – ¿Cómo? ¿Ahora es la ropa que te hace bien? ¡Qué conversación de gente que no se liberó!

Pues entonces las invito a hacer otro ejercicio. Sabes, aquel día que estás limpiando, con el cabello sucio, uñas feas y de cualquier forma… imagina si en ese momento sonase tu timbre y llegaran visitas a tu casa. ¿Qué cara harías? ¿Cuál sería tu primera reacción? ¡Dios mío! ¿Ahora? ¡Estoy hecha un trapo!

Lo que intento hacerles entender es que no es necesario ser esclava de la moda ni de tu cuerpo, pero si comienzas a hacer un análisis de tu propio cuerpo, encontrarás óptimas salidas para quien eres realmente.

¡Mírate al espejo, él no miente!

 Fuente: cristianecardoso.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *