Hombres: a vacunarse contra el HPV

vacunarse

El Centro para el control de las Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos recomienda la aplicación de la vacuna contra el virus del HPV en niños, adolescentes y jóvenes, porque es un arma muy potente para prevenir el cáncer ano-genital en poblaciones masculinas y orofaríngeo (boca y faringe), además del de cuello de útero en mujeres.

En Argentina, la vacuna fue incorporada a partir de octubre del 2011 al calendario oficial, que protege contra los virus 16 y 18 y que se aplica en niñas de 11 años. Si bien está aprobada para varones de 9 a 26 años, todavía no se encuentra incluida en el calendario de vacunación nacional.

El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que se transmiten por contacto sexual. Los VPH denominados “de alto riesgo oncogénico” son alrededor de 15, y los más comunes son el 16 y el 18. Estos pueden producir verrugas, pero se asocian fundamentalmente a las lesiones precancerosas, que son las lesiones que pueden evolucionar lentamente a un cáncer.

“Me habían dado tres meses de vida”

salud02911La salud de Rosana Herrera siempre estuvo mal, sufrió depresión y estuvo a punto de morir de cáncer de cuello uterino, sin embargo, sabía donde buscar una salida para esa situación.

“Busqué ayuda en la casa de los espíritus cuando estuve a punto de perder a mi hijo, comencé a servir a las entidades, sin embargo, mi matrimonio se destruyó, nos separamos y me volví depresiva, vivía llorando, terminé yendo al psiquiatra y tomando antidepresivos y pastillas para dormir”, cuenta.

Ella ya estaba cansada de sufrir por lo que aceptó la invitación de su hermana para ir a la Universal. “Ese día pude dormir y comencé a participar pero no me ponía firme por lo que los problemas con mi pareja me afectaron tanto que intenté suicidarme. Encima después de que tuve a mi segundo hijo, me detectan cáncer en el cuello del útero. Tenía dolores y hemorragias, el médico me dijo que me tenían que operar de urgencia porque me daban tres meses de vida. Ahí regresé a la iglesia con otra visión de las cosas, el cáncer no me podía vencer, Dios me tenía que ayudar.

El cáncer vuelve a aparecer a los seis meses, el médico me iba a vaciar y yo decido probar usando la fe a pleno. Cuando regresé al médico, habían desaparecido las células cancerígenas. Hoy estoy sana, libre de los tormentos espirituales y estamos muy bien con mi pareja”.

Martes a las 7 am, 10 am, 12 m, 3 pm y principalmente a las 7 pm en el Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *