Hombres dueños de casa, labores domésticas

hombremur¿Es posible que exista la igualdad entre hombres y mujeres para llevar a cabo las tareas domésticas?

La sociedad aún no está lista para aceptar la tendencia que ya está inserta en ella, por diferentes motivos, sea por imposición o decisión de la pareja, se ha demostrado que el hombre también es capaz de quedarse en el hogar, cuidar de los niños y atender las obligaciones domésticas.

La recarga de actividades que en los últimos tiempos absorbe y desgasta al sexo femenino, ha dado paso a que un rol más equitativo surja en el hombre. El reparto de tareas siempre ha sido visto como una necesidad, pero que pocas veces se pone realmente en marcha.

Razones por las que es importante que el rol masculino se modifique

  • Cada vez es más evidente la inserción de la mujer en el mercado laboral
  • Las mujeres van ocupando puestos que hasta el momento estaban vedados para ellas
  • Ellas desean ser independientes y autónomas, y necesitan salir a trabajar tanto como los hombres para satisfacer sus ambiciones y realizarse como personas
  • La sobrecarga de tareas sólo lleva a la destrucción de la vida familiar -tarde o temprano pasa la cuenta-
  • La responsabilidad de la pareja es de ambos, y que funcione depende de dos, no de uno sólo que se encargue de todo

Los expertos aseguran que nuevas generaciones de hombres se están preparando. Cada vez más hombres y mujeres están solos, y esa soledad que ellos experimentan los entrena de modo inconsciente para que asuman el papel de “amos de casa” con naturalidad y lejos de la «acartonada» estructura cultural que se vivía en antaño y sigue de moda en algunas partes.

Ideas para intentar en pareja

  • En primer lugar, se debe hablar con la pareja y hacerle saber la necesidad que se tiene de compartir las tareas
  • Compartir la ayuda se aprende. Puede ser que el hombre no esté acostumbrado o no sepa cómo llevar a cabo ciertas tareas hogareñas, caso en el que la mujer debe explicarle cómo hacerlas
  • Hacer un cronograma de actividades repartidas en donde se destaque cada día quién se encargará de cocinar, limpiar y de los niños
  • Hacer que esta organización funcione y se cumpla es responsabilidad de ambos
  • El mayor legado que se le puede mostrar a un niño es que vea que ambos padres comparten las tareas del hogar, haciéndoles ver que ambos se encargan de las actividades para con ellos, de forma que los hijos hereden la conducta de sus padres

Ventajas de la ayuda compartida

  • Ambos valoran el trabajo realizado por el otro
  • La mujer, quien culturalmente siempre se ha encargado de las tareas domésticas y de los niños, se siente valorada y respetada cuando su pareja asume la mitad de las labores
  • La relación de pareja se verá reforzada, incentivando a la mujer a manifestarse más afectuosa.

 

Fuente:bellomagazine.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *