“Hoy tenemos un verdadero hogar”

regulo-y-maria

Nuestro matrimonio estaba pasando muchas dificultades, no existía compresión y se había perdido la confianza. El momento más dificil fue cuando el sr. Régulo abandonó el hogar debido a que prefería estar en la calle que en su propia casa.

Esto hizo que la señora María y su hija sufrieran mucho. En medio de la desesperación me hicieron la invitación para la Iglesia Universal, al principio no había aceptado, pero un día que pasé cerca de la Iglesia decidí asistir, tuve la oportunidad de recibir la orientación del pastor y participar en la reunión por mi familia. Coloqué a mi esposo en las manos de Dios y hoy en día hay una tranformación total. Logré que él me acompañara a la iglesia y el recibió de Dios la ayuda necesaria para cambiar.

Hoy nuestro hogar está restaurado, él tiene otra forma de pensar, valora a su familia, abandonamos la peleas y gracias a Dios somos una verdadera familia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *