“Hoy tengo las puertas abiertas y una vida próspera”

test-lunes250917

Viví una situación muy difícil, hace tiempo atrás. Salí embarazada y esto me imposibilitó terminar mi carrera de ingeniería. Salí de mi casa para vivir arrimada, pasando necesidades, para empeorar la situación el padre de mi hijo me abandonó y esto empeoró mi sitación. Tuve que mantener a mi hijo yo sola y trabajaba duro para poder lograr alimentarlo.

Prácticamente pasé a vivir de las sobras de los demás, tenía mala suerte y las puertas cerradas.

Un día escuché hablar sobre la Iglesia Universal y decidí buscar ayuda. Participando me di cuenta que no tenía ya nada que perder, así que me lancé en las manos de Dios.

Coloqué en práctica aquello que iba aprendiendo, mi visión comenzó a cambiar, dejé de tener lástima de mi misma y salí adelante.

Perseverando día a día, logré avanzar, aquello que me salía mal comenzó a salir bien, las puertas se me fueron abriendo y retomé los estudios, logré obtener un empleo con un buen sueldo y logré estabilizarme. Hoy en día estoy graduada, no me falta nada ya no paso necesidades. Tengo mi casa propia, negocio y estabilidad económica, gracias a Dios.

Roxi Cohen

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *