Incesto: todo comienza con la falta de atención de los padres

incesto

No son raras las relaciones entre parientes, como primos, hermanos, tíos y sobrinos, el llamado incesto. Pero, ¿Qué es eso realmente? “Incesto es una relación apasionada, una confusión de sentimientos, el exceso de amor que se transforma en relación sexual”, explica la psicóloga Aline Desiré Lemos.

Esa confusión puede comenzar en la infancia. “Cuando el niño pasa por el momento del descubrimiento de la sexualidad, es necesario que los padres estén atentos. Los hermanos  terminan aproximándose para descubrir en el otro la diferencia de los sexos, por eso, ante la falta de cuidado por parte de la familia, sin consejos, explicaciones, puede que se genere un incesto”, dice la psicóloga.

Por eso, ella destaca que una relación incestuosa pasa entre personas que en están en el mismo estrato etario. Con personas de diferentes edades, la historia es otra.

“Cuando hay diferencia de edad, como en la relación entre padre e hija, por ejemplo, además de ser incesto es pedofilia, el cual debe tratarse específicamente”

Según Aline, el primer deseo que los niños tienen por los padres, no es sexual, es deseo de amor, de afecto, de atención. “El incesto sucede cuando uno de los padres- incluso porque la atracción de la madre por el hijo también puede ser- no tiene esa censura, ese límite, y sobrepasa la frontera de lo fraternal.”

Los síntomas de violencia sexual

La psicóloga explica que es fácil notar cuando un niño está sufriendo abuso sexual. “Normalmente, el niño denuncia con un gran cambio en su comportamiento, como por ejemplo, pasando de ser extrovertido a introvertido, tímido. También puede volver a hacerse pis en la cama, tener terror nocturno, aislarse y tener miedo de estar cerca de esa persona. Pero son varios síntomas los que juntos pueden indicar la agresión.”

Además de sufrir cambios en la conducta, si no fuere tratada a tiempo y creciere con ese trauma, las consecuencias pueden ser aún mayores. “Si no se busca ayuda enseguida de descubierto el incesto, cuando se convierta en adulta, la persona intentará vengarse, abusando de otras personas. Siempre alguien que abusa ya fue abusado”, resalta Aline.

Cómo ayudar

Al descubrir un caso como ese en la familia, el primer paso es tener una conversación con las dos personas. “Es necesario siempre aclarar, conversar y buscar ayuda. El abusador siempre lo va a negar, jamás lo va a asumir y dirá que fue inducido a eso, que su actuar fue recíproco.”

Es claro que ese abuso es tan grave que tanto el abusador como la víctima necesitan ayuda profesional. Quien fue abusado busca más ayuda, pues el abusador no se ve enfermo ni con necesidad de recibir tratamiento. En este caso, la familia también puede buscar ayuda para saber cómo lidiar con el agresor.

Existen casos con un trauma tan profundo, que la persona no se acuerda de lo que pasó. El mecanismo de defensa del cerebro puede borrar la memoria, pero el inconsciente demostrará, involuntariamente, que ella sufrió incesto en su infancia. Por eso es importante resaltar que cada persona es un caso específico y se manifiesta de formas diferentes. No hay un padrón en el comportamiento.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *