Inundaciones desalojan personas en Centroeuropa

inundaciones-centroeuropaDecenas de miles de alemanes, húngaros y checos han sido evacuados de sus casas mientras los soldados se han apresurado a colocar sacos de arena para contener la crecida de las aguas provocada por las peores inundaciones registradas en la región en una década.

Las inundaciones han causado la muerte de al menos doce personas en el centro de Europa desde el fin de semana. El agua comenzó a remitir en Praga y la ciudad alemana de Passau, pero crecen los temores porque Bratislava, Budapest y partes de Alemania se vean afectadas en los próximos días, según las previsiones.

Aproximadamente 1.000 personas tuvieron que dejar sus casas en la localidad alemana de Dresde, que ya fue devastada por las inundaciones en 2002 cuando se desbordó el río Elba. Los residentes han empleado lanchas hinchables para circular por las calles y los soldados se han tenido que desplazar en tanques.

Más al norte, en la localidad de Halle, cientos de residentes recibieron la recomendación de abandonar sus casas. Imágenes de televisión mostraron a un hombre con traje y las piernas desnudas tratando de llegar a trabajar a través de las aguas, con los pantalones y el maletín en una mano.

Situación en Praga

Entretanto, el agua ha retrocedido en Praga, aunque el puente medieval Carlos seguía cerrado. Las inundaciones se extendieron a zonas bajas del norte en República Checa, cerca de la localidad industrial de Usti nad Labem. Aproximadamente 3.700 personas fueron rescatadas tras romperse algunas de las barreras colocadas contra el agua.

Una barrera se ha roto en la planta química de Lovochemie en Lovosice, al norte de Praga, inundando la fábrica. Trabajadores y sustancias peligrosas han tenido que ser retirados de la factoría. Varios pueblos, zonas más pequeñas y hectáreas de terreno agrícola han quedado sumergidos.

Los servicios checos de emergencias han informado de que han rescatado a 19.000 personas y el Gobierno ha desbloqueado hasta 5.300 millones de coronas del presupuesto de este año para reparaciones por estas inundaciones. El primer ministro, Petr Necas, ha advertido de que, «lamentablemente», el peligro «no ha pasado».

Por otra parte, en la capital de Eslovaquia, Bratislava, zonas situadas junto al Danubio también han quedado inundadas, aunque las autoridades han levantado barreras para tratar de contener el avance de las aguas, que podría alcanzar los diez metros.

20minutos.es

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *