Invite al Espíritu Santo para ser parte de su matrimonio

matrimonio300817

Usted puede creer que la vida en pareja no tiene nada que ver con el Ayuno de Daniel y que no es tan necesario evaluar nada que ambos (usted y su marido – su esposa) realizan o usan para entretenerse durante estos 21 días de propósito. Sin embargo, ¿sabía que puede estar perdiendo una gran oportunidad de traer al Señor Jesús a su matrimonio?

Muchas parejas aún no son bautizadas con el Espíritu Santo, o sea, todavía no tienen entre ellos la Fuerza Mayor, la fuente que los cristianos buscan para ser mejores uno con los otros. Y buscar esa Alianza, ese vínculo, es esencial para tener una vida en pareja saludable, feliz y segura, que no se deshace con facilidad.

Tanto es así que la Biblia menciona, en el libro de Eclesiastés, en el capítulo 4, versículo 12, que el “Cordón de tres dobleces no se rompe fácilmente”. O sea, la pareja unida por el Espíritu Santo difícilmente se quebrará con las luchas diarias.

Por eso, el Ayuno de Daniel – que busca una mayor santificación para todos, casados o no – es una buena oportunidad para buscar o incluso renovar esa Alianza, que es la mejor forma de tener un matrimonio prometedor.

¿Pero cómo establecer esa Alianza?

Sepa cómo siguiendo los 5 consejos a continuación y, claro, aprovechando esta gran oportunidad de participar del ayuno. Vea:

1- Todo lo que decida, hágalo junto a su cónyuge:

Para que el Espíritu Santo viva en su unión, es necesario que todas las decisiones se tomen en conjunto.

2- Ore diariamente junto con su pareja:

La mejor manera de buscar de Dios la bendición para su unión es darse las manos con su cónyuge y orar. Cuando ambos buscan la dirección en Dios para su relación, seguramente son bendecidos.

3 – Mediten, juntos, en la Palabra de Dios

Como en la oración, tener el hábito de meditar en la Biblia Sagrada es muy importante; buscar en el Libro Sagrado la dirección para la vida en pareja es extremadamente esencial para el buen funcionamiento de su relación. En la Palabra de Dios encontramos verdaderas lecciones y aprendizajes. Aprovechen.

4- Ir a la iglesia es imprescindible

Están los que piensan que frecuentar una iglesia física no es importante, que en casa o en cualquier otro lugar la persona está con Dios, pero eso no es verdad. La comunión con Dios sí tiene que formar parte de la vida de las personas en donde quiera que estén, pero la iglesia es el lugar donde aprendemos más de Dios y buscamos Su presencia.

5 – Practique las enseñanzas

Poner en práctica todo lo que se aprendió es verdaderamente más importante que todo conocimiento que se tiene. Por eso, nos esforzaremos para poner en práctica todo lo que Él nos enseñó, incluso en nuestra vida en pareja. Y eso no se hace solo compartiendo versículos y buenas palabras en las redes sociales, sino viviéndolos diariamente.

El Ayuno de Daniel y la Terapia del Amor

Aproveche el Ayuno de Daniel y participe, en este jueves a las 7 a. m., 10 a. m., 12 m., 3 p. m., y especialmente a las 7 p. m. de la Terapia del Amor, en el Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *