casa-quemada

Un cierto hombre salió en un viaje de avión.

Durante un viaje, cuando volaban por encima del mar, uno de los motores falló y el piloto tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en el océano. Casi todos murieron, pero el hombre consiguió agarrarse a algo que lo mantuvo por encima del agua. Quedó flotando a la deriva, durante mucho tiempo, hasta que llegó a una isla desierta.

Al llegar a la playa, cansado, pero vivo, agradeció a Dios por haberlo salvado de la muerte. El consiguió alimentarse de peces y hierbas. Consiguió derrumbar algunos árboles y con mucho esfuerzo consiguió construir una casa para él. No era exactamente una casa, sino un abrigo tosco, con palos y hojas. Sin embargo significaba protección. El quedó satisfecho y una vez más agradeció a Dios, porque ahora podía dormir sin miedo de los animales salvajes que tal vez pudiesen existir en la isla.

Un día él estaba pescando y, cuando terminó, había cogido muchos peces. Así, con bastante comida, estaba satisfecho con el resultado de la pesca. Sin embargo, al girarse en la dirección de su casa, le entró una decepción al ver su casa incendiada.

El se sentó en una piedra, llorando y diciendo entre lágrimas:

– ¡Dios! ¿Cómo es que el Señor dejó que esto suceda conmigo? El Señor sabe que yo necesito mucho de esta casa para poder abrigarme, y el Señor dejó que mi casa se queme toda. Dios, ¿El Señor no tiene compación de mí?

En este momento una mano se apoyó en su hombro y el escuchó una voz diciendo:

– Vamos, chaval – él se giró para ver quien le hablaba, y se llevó una sorpresa al ver en su frente a un marinero diciendo:

– Nosotros vinimos a buscarlo-

– Pero… ¿cómo es posible? ¿cómo supieron que estaba aquí?

– Mira amigo, vimos sus señales de humo pidiendo auxilio. El capitán ordenó que el barco parase y me mandó venir a buscarle en este barco.

Los dos entraron en el barco y así el hombre fue para el otro barco que lo llevaría en seguridad de vuelta con sus seres queridos.

¡Piense en esto!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *