La crisis del agua del Fin de los Tiempos ya comenzó

crisis-agua

La reciente película “Mad Max – Furia en el camino” muestra un futuro próximo nada alentador para la Tierra. Seres humanos que se suicidan por la falta de agua, en un escenario desértico y desolado que parece haberse extendido por todo el mundo. La apariencia y el comportamiento de las personas está muy lejos de ser agradable (foto), que se asemeja a monstruos y zombis.
Lo más triste de todo eso es que la ficción se basa en la realidad.

“De las 210 naciones del planeta, 190 tienen escasez de agua y sólo 10 son abundantes en este recurso”, dijo el geógrafo británico Anthony Allan, una de las grandes autoridades científicas en el tema, durante un seminario realizado en Santiago de Chile.

El 97,5% del agua del planeta es salada. Del agua dulce restante, la mayor parte corresponde a glaciares, nieve y hielos eternos, lo que va dejando poco más de un tercio (reservas subterráneas o acuíferos, ríos, lagos, humedales y humedad del aire) para consumo humano directo o su utilización agrícola o industrial.

El problema es que durante el siglo XX la población se ha triplicado y el consumo de agua ha aumentado aproximadamente seis veces. “Si proyectas las metas del milenio en términos de reducción de la pobreza, tenemos que hacernos la pregunta acerca de dónde sacaremos el agua para producir más carne, más leche, más verduras”, dice Rodrigo Acevedo, jefe de proyectos agroindustriales de Fundación Chile, un organismo de investigación y desarrollo.

California, en Estados Unidos, pasa por la mayor sequía de su historia, hace 4 años. Incluso importando agua de otros estados, los californianos fueron obligados a un severo racionamiento, hasta en las regiones más ricas. El gobierno está considerando disminuir el abastecimiento en un 70% en algunas localidades. Aquí es donde la realidad de “Mad Max” entra en escena: la escasez hace que la policía californiana tenga que luchar contra un nuevo tipo de delito: el robo o el hurto de agua.

Vecino que le roba al vecino: ha sido común, cuando las familias salen, que los residentes cercanos “saqueen” los tanques de agua de las casas vacías. En la ciudad de Sacramento, un hombre realizó una conexión ilegal entre su casa y un hidrante de la calle, pero fue arrestado en flagrante. Una colonia de vacaciones de verano en Silicon Valley trató de canalizar el agua de una catarata del lugar sin autorización. En Porterville, una camioneta con bidones de agua que sería llevada a un área necesitada fue robada durante la madrugada. Hay noticias de personas robando el agua de canales públicos y vendiéndola ilegalmente.

Ni uniformes ni armas espantan a los ladrones: en North San Juan, asaltantes vaciaron el tanque del cuerpo de bomberos del lugar con la ayuda de un camión cisterna; en Oakland, hasta robaron el tanque de un camión cisterna de la marina.

Las autoridades del lugar, mientras luchan contra ese nuevo tipo de crimen, alegan que es el resultado de la desesperación, haciendo que las personas adquieran agua de la manera que fuera posible. El cuadro no es alentador. Incluso la revista francesa “M”, del periódico Le Monde, realizó un artículo con un ensayo fotográfico titulado “California: el valle de la sed”.

Crisis Mundial

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) divulgó que, hasta el 2015, dos de cada tres personas en el mundo sufrirán por la escasez de agua. Mucho se está retirando de las reservas subterráneas naturales de algunos países, sin darle tiempo a la naturaleza que la reponga, secando esos embalses de a poco. La lluvia ha disminuido en lugares donde eso nunca fue un problema.
Todo lo citado anteriormente conduce al escenario descrito en la Biblia, en Apocalipsis. Los seres humanos ven a sus semejantes como una amenaza. Faltando el agua, la producción de alimentos se ve seriamente comprometida, generando menos oferta y precios más altos. Para que tenga una idea, el 80% de agua consumida en California es para la agricultura. Y si no se riega, ¿cómo van a plantar?

Las señales son claras, sin embargo, muchas personas continúan despertándose y acostándose todos los días sin prestarle ninguna atención a lo que eso significa: debemos estar listos para la Salvación.

Y usted, ¿se preocupa por donde pasará la Eternidad o piensa que esto no debe ser una preocupación ahora?

¿Tiene dudas? Converse con un pastor o participe de las reuniones en una Universal más cercana a su casa, para ver las direcciones ingrese aquí.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *