La egipcia que cuidó a Moisés

comportamiento-6-6

Esa es una buena descripción para la princesa Henutmire, personaje interpretado por la actriz Vera Zimmermann en Los Diez Mandamientos. “Lo que más llama la atención de ella es la bondad, la pureza. Henutmire también tiene una cierta ingenuidad, nunca percibió las maldades que estaban en su entorno. Ellas es más humana que los demás miembros de la familia real”, afirma la actriz.

Obstáculos
Hermana del futuro faraón Ramsés, (Sergio Marone), la noble ya pasó por varias decepciones a lo largo de su historia. Su primer problema fue no lograr tener hijos. Después de varios intentos frustrados, adoptó a Moisés (Guilherme Winter), el bebé que había encontrado en el Río Nilo. Por esa actitud, Henutmire tuvo que lidiar con el rechazo de su padre, el faraón Seti I (Zécarlos Machado), que no aceptaba al hebreo.
Ella sufrió nuevamente cuando Moisés, ya adulto, dejó el palacio. Otros hechos que afectaron a la princesa fueron las traiciones de su amiga Yunet (Adriana Garambone) y de su marido, el general Disebek (Eduardo Lago). A pesar de todo, no hubo tristeza capaz de quitar las esperanzas del personaje. Vera Zimmermann destaca que Henutmire supo fortalecerse ante cada obstáculo que le tocó enfrentar. “Ella se pasó la vida luchando y tuvo muchas decepciones. El dolor le dejó marcas, pero creo que lo que la mantuvo viva fue la esperanza de que un día iba a reencontrarse con Moisés. Henutmire es un personaje que muestra la importancia de la paciencia y el perdón”, afirma.

El reencuentro
Vera cuenta que una de las escenas que más le gustó interpretar fue justamente el reencuentro entre Henutmire y Moisés, cuando el profeta regresó a Egipto. “El reencuentro fue una de las escenas más bellas que hice porque ella concretó la esperanza que la princesa mantuvo a lo largo de los años.”
Aunque Henutmire es egipcia, Vera afirma que el público quiere que ella deje Egipto con los hebreos en dirección a la Tierra Prometida. “El público tiene una gran admiración por ella, hay un grupo que la alienta para que acompañe a Moisés y salga del palacio. Es una egipcia con sangre hebrea.” Se le preguntó sobre la posibilidad de que sea hebrea y la actriz respondió: “A mí también me gustaría que fuera, sería lindo, pero no depende de mí, depende de toda la historia (risas).”
Además del amor por el hijo, Henutmire también cuenta con la compañía del hebreo Hur (Floriano Peixoto), con quien comenzó a relacionarse después del fin de su matrimonio con Disebek. A pesar de la resistencia de Ramsés en aceptar el nuevo amor de la hermana, la princesa no renuncia a su felicidad. “Hur es un gran compañero dentro del palacio. Él tiene mucha sabiduría, tranquilidad, es un hombre digno. Es el verdadero amor que ella encontró”, finaliza Vera.

Padres e hijos
En la Biblia, la mujer que rescató a Moisés de las aguas del Nilo y lo adoptó es apenas llamada “hija de Faraón”. En la película, la autora Vivian de Oliveira decidió ampliar la historia de la princesa, valorando el amor que ella siente por su hijo hebreo. Henutmire es una madre dedicada, que siempre se preocupó por transmitir buenos valores a Moisés. La relación entre padres e hijos forma parte de los temas recurrentes en el Libro Sagrado. Muchos versículos destacan la importancia de educar y enseñar a los hijos cuál es el camino correcto. La parábola del hijo pródigo, por ejemplo, muestra que ser padre es una misión que incluye perdón y compasión por los hijos, incluso cuando estos se equivocan. El pasaje también es una metáfora que destaca la grandiosidad del amor de Dios al indicar que Él está siempre listo para recibir a Sus hijos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *