La fórmula para el fracaso

fracaso241016

Todos los días, millones de personas tratan de encontrar el éxito. Sin embargo, lo que muchas de ellas encuentran es una fórmula para el fracaso. Esta fórmula se describe en la Biblia en el capítulo 14 del libro de Éxodo, cuando los hebreos están saliendo de Egipto y se dan cuenta que el ejército egipcio iba detrás de ellos.

Cuando el faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos y vieron que los egipcios venían tras ellos, por lo que los hijos de Israel clamaron al Señor llenos de temor, y dijeron a Moisés:

— ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué nos has hecho esto? ¿Por qué nos has sacado de Egipto?  Ya te lo decíamos cuando estábamos en Egipto: Déjanos servir a los egipcios, porque mejor nos es servir a los egipcios que morir en el desierto. (Éxodo 14:10-13)

Como explica el obispo Edson Costa en un vídeo publicado recientemente, en este pasaje bíblico se describe con detalles la fórmula para el fracaso, de la cual muchas personas aún se apropian en los días de hoy.

“Todo comienza en los ojos: ellos veían el tamaño del ejército y se amedrentaron en gran manera. Debido al miedo, se pusieron nerviosos, desesperados, ansiosos. Y cuando una persona se desespera termina diciendo tonterías”, explica el obispo.

En ese momento, los hebreos se olvidaron por completo de los libramientos que Dios había proporcionado y cuestionaron Su poder para liberarlos de nuevo. Por eso hablaron contra Él y Su enviado Moisés.

El obispo explica que, de la misma manera, las personas hoy en día, ante los problemas, se olvidan de todo lo que el Señor ya ha hecho por ellas. Desesperadas y angustiadas por los problemas, se atemorizan delante del tamaño de las adversidades.

Sin embargo, también en este capítulo de la Biblia, Dios da su respuesta por boca de Moisés:

No temáis; estad firmes y ved la salvación que el Señor os dará hoy, porque los egipcios que hoy habéis visto, no los volveréis a ver nunca más. El Señor peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. (Éxodo 14:13-14)

En este pasaje Dios te dice: “Mi amigo, tus problemas no te alcanzarán, tus enemigos no te alcanzarán. ¿Por qué? Porque Yo (Dios) estoy en medio de esta batalla. Yo (Dios) estoy entre ti y tu problema”, explica el obispo.

Por lo tanto, la fórmula del fracaso es ver el tamaño del problema, amedrentarse, decir tonterías por la desesperación y, finalmente, perder la lucha. Mientras que el método para el éxito es otro.

“La fórmula para el éxito es imaginar su victoria, imaginar cómo ese gran camión de problemas se desmoronará. Y una vez imaginando la victoria, el miedo ya no formará parte de su vida”, asegura el obispo. “Sin miedo no hay nervios, inquietud, ansiedad y, sin ansiedad, usted no dice tonterías. Comience a profetizar su futuro y su victoria”.

Participe los días lunes a las 7 am, 10 am, 12 m, 3 pm y 7 pm, del Progreso Económico, en el Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto, una reunión dedicada especialmente a abrir su visión con respecto a la vida económica. Allí, usted descubrirá la manera de superar los obstáculos que aparecen en su vida. Vea la dirección de la Universal más cercana a su domicilio ingresando aquí.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *