La grandeza de Dios es superior a cualquier problema

grandeza-Dios

1 – No se engañe pensando que todos los caminos son buenos. Dios conoce todo lo que pasa dentro de usted (Proverbios 21:2);

2 – La persona necia es conocida por su mirar orgulloso y su corazón arrogante (Proverbios 21:4);

3 – Planee bien sus objetivos. Si usted fuera activo y celoso será llevado a la  abundancia, pero si fuera acelerado y precipitado, puede terminar en la miseria (Proverbios 21:5);

4 – No sea una persona amargada, irritada, que sólo piensa en pelea y confusión. Si usted es así, crea: su compañero(a) prefiere vivir arriba del techo o en el desierto antes que compartir su hogar con usted (Proverbios 21:9;19);

5 – Tenga cuidado con las personas perversas. Sus almas solo desean el mal, y ni siquiera se compadecen de las personas más cercanas (Proverbios 21:10);

6 – No ignore cuando alguien necesitado le pide ayuda. Puede pasar que un día usted  necesite y no será ignorado (Proverbios 21:13);

7 – No se aparte del camino recto, a no ser que quiera dormir con los muertos (Proverbios 21:16);

8 – Si usted quiere ser rico, no se entregue a los placeres, ni exagere con el vino y el  aceite (Proverbios 21:17);

9 – ¿Quiere ser justo, encontrar la vida y ser honrado? Entonces, practique la justicia y la bondad (Proverbios 21:21);

10 – Si usted quisiera librarse de problemas futuros y evitar sufrimientos y angustias, tenga cuidado con lo que dice (Proverbios 21:23);

11 – ¿Quiere reconocer a alguien burlador? Es soberbio, orgulloso y actúa con enojo y arrogancia (Proverbios 21:24);

12 – No haga como los perezosos, que desean tanto las cosas, pero no les gusta trabajar (Proverbios 21:25);

13 – A diferencia del codicioso, que desea todos los días más y más, la persona justa da y no se agarra a nada (Proverbios 21:26);

14 – Nunca dude de la soberanía de Dios ni ponga sus problemas por encima de Su poder. Porque contra Él no existe sabiduría o inteligencia humanas, ni siquiera el consejo es capaz de oponerse a Su grandeza (Proverbios 21:30).

Basado en el capítulo 21 del libro de Proverbios

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *