La importancia del Padre Nuestro

padre-nuestro290517

“Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”.
Él esta arriba de nosotros y por encima de todo y debemos reconocer que el es Señor y yo soy el siervo, que Él es el dueño de todo, sabe de todas las cosas incluso aquello que no le revelamos a nadie. Por eso no podemos engañar ni esconder nada de Dios, pues sus ojos pasan por toda la tierra. Debemos exaltarlo y glorificarlo.
“Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”.

Aquí estamos llamando el Reino de Dios el reino de la justicia para nuestra vida. Vemos que existen personas que vienen a la Iglesia y piensan que Dios es mesonero y piensan que Él está para hacer su voluntad para servirle, dándole de todo para su vida. Dios quiere que seamos justos, que perdonemos y que practiquemos lo que está escrito. Así como los ángeles le sirven en el cielo Dios espera que le adoremos aquí en la tierra y que nuestro cuerpo sea morada de Dios. Pero Él no puede vivir en un cuerpo lleno de resentimiento, así que hay que limpiar el corazón.

“El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.» Mateo 6:9 – 13

¿Cómo usted quiere recibir el perdón de Dios si usted no quiere perdonar?
Existen personas egoístas que no dejan que Dios sea mostrado a través de ellas, de su testimonios y no piensa en su prójimo. Entonces primero se necesita reconocer que Él esta por encima de todo que es poderoso y tiene poder para todo.

Segundo: Que venga el reino de la justicia, entonces la persona no puede vivir en la injusticia y querer que el reino de la justicia venga a habitar dentro de usted.
Por ejemplo: Existen personas que tienen tanto odio en su corazón que cuando la otra persona cae en dresgracia cree que Dios fue quien hizo justicia, estas cosas son venganza porque como cristiano se debe tener compasión y perdón por aquello que nos hace mal.

De esta forma era como vivían los cristianos y no les faltaba nada, pues ellos no consideraban nada de lo que tenían como suyo. Limpie su corazón, pues no vale la pena perder a Dios por tener rencor hacia otras personas.

Si usted quiere ser libre del peso que carga en su espalda sea libre del odio.

Obispo Leandro Queiroz.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *