lainolvidable

No todo el mundo marca la diferencia. Existen esas personas que son buenas y esas de las que nunca te olvidarás. Esas personas son inolvidables, pues su vida significa algo para ti. No son como cualquier otra persona – ellas marcaron la diferencia. Es mucho más simple vivir la propia vida con intensidad y dejar que los demás conquisten lo que quieren por sí mismos. No obstante, la mujer que quiere marcar la diferencia en el mundo no se siente bien concentrándose solo en su propia vida. Ella sabe que para marcar la diferencia tendrá que dejar su vida un poco de lado para tocar la vida de las demás personas. Es por eso que no son muchos los nombres de personas que marcaron la diferencia en nuestra vida. Ellas son únicas, hicieron algo fuera de lo común, algo que nadie jamás hizo – fueron diferentes.

No es fácil ser única y hacer cosas que la mayoría de las personas generalmente no osaría hacer. Es necesario enfrentar obstáculos, tales como: malos entendidos, críticas, falsas acusaciones y mucho más. Eso sucede porque, cada vez que haces algo fuera de lo común, automáticamente te destacas, y esto te hace sobresalir en la multitud. De repente, todos los ojos están sobre ti, intentando entender o encontrar la razón por la cual llamas tanto la atención. Las personas no guardarán tus palabras, sino que te criticarán y te juzgarán cuando vean que te está yendo bien en todo lo que haces y, secretamente, desearán estar en tu lugar. En el momento en que sales de tu zona de confort y comienzas a marcar la diferencia en el mundo, también comienzas a enfrentar malos entendidos. Solo las que quieren caminar una milla más y sacrificarse son las que realmente pueden marcar la diferencia y ser inolvidables.

En la época del apartheid, muchos sudafricanos se sintieron indignados y con enojo por el sistema de discriminación, pero pocos fueron los que hicieron algo contra él. Los pocos que marcaron la diferencia probablemente fueron malentendidos y criticados incluso por sus seres queridos, pero hoy sus nombres están en la historia. Todas las personas de Sudáfrica conocen a Nelson Mandela y, sin esfuerzos, lo eligieron presidente después de la era del apartheid. ¿Por qué? Porque él sobresalió y caminó una milla extra, no importándole lo que las personas pensaban o cuáles serían las consecuencias de sus acciones. Él es una de las personas inolvidables de nuestra era.

Tú no necesitas estar presa o ser castigada para marcar la diferencia. Si solo eres honesta con una amiga y le muestras algunas de las cosas que están claramente mal y que van a lastimarla más tarde, ya estarás marcando la diferencia en su vida. Ella puede no entenderte, pensar mal al respecto de ti, pero nada mejor que el tiempo para revelar la verdad y hacer que vea cuán inolvidable eres. Tú fuiste una verdadera amiga, alguien a quien le importó lo suficiente como para decirle la verdad sin preocuparse por su propia imagen o ego. Algunas personas creen que es muy difícil marcar la diferencia en la vida de una persona y que las oraciones ya son suficientes. Yo, por otro lado, Le agradezco a Dios por haber tenido verdaderas amigas que no solamente oraron por mí, sino que fueron lo suficientemente valientes para ayudarme a ver lo que no estaba pudiendo ver. Nunca me olvidaré de ellas; estarán para siempre en mi corazón. “Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto.” Proverbios 27:5

Fragmento del libro “Mejor que Comprar Zapatos”, de Cristiane Cardoso.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *