La leche derramada

lechederramada

Estaba respondiendo a un email y creo que vale la pena compartir el asunto…

Tomaste una decisión…

  • Terminar un noviazgo porque no tenía futuro
  • Dejar un empleo que te esclavizaba
  • Apartarte de alguien que te hacía mal.
  • Elegir una carrera basada más en lo financiero que en la vocación,

Sea cual haya sido esta decisión ella aún te espanta. Vives preguntándote si fue la elección correcta, pues no ves ningún fruto de aquello que elegiste.

Ahora te pregunto:  ¿De qué sirve quedarse mirando al pasado y conjeturando? ¿Va a cambiar algo?

Sabes lo que va a traer buenos frutos para tu decisión, sea ella correcta o equivocada?

¡Tu fe de hoy!

Deja esa indecisión de lado y sigue en la certeza, y aunque no haya sido la más correcta de las decisiones, con la dirección de nuestro Dios… Él nos puede ayudar a “mover todas las piezas” a nuestro favor.

Es como bien dicen… ¿De qué sirve llorar por la leche derramada? ¡Ya se derramó!

El asunto ahora es limpiar el fogón y beber la leche…

Fuente: nandabezerra.com/es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *