La pareja que le puso “Increíble” de nombre a su hijo

increible

Cuentan que una pareja le puso “Increíble” de nombre a su hijo, pues tenían la certeza que haría cosas increíbles en la vida.

Pero Increíble tuvo una vida tranquila, se casó y vivió fiel a su esposa sesenta años. Sus amigos lo molestaban porque su vida no concordaba con su nombre.

Antes de morir, Increíble le pidió a su esposa que no colocara su nombre en su lápida ya que no quería escuchar las burlas de sus amigos desde el cielo.

Cuando murió, su mujer, obedeciendo el pedido de su esposo, puso sencillamente en la lápida: “Aquí yace un hombre que le fue fiel a su mujer durante sesenta años”.

Paradójicamente, cuando la gente pasaba por el cementerio y leía la lápida decía: “¡Increíble!”

La buena conducta en los días actuales se ha tornado algo INCREIBLE, ya no es algo corriente.

Por eso las personas que son fieles, justas, que hablan con verdad, íntegras, honradas, que no son chismosas, de buen carácter. Son personas INCREÍBLES.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *