La revelación de Dios en el Monte Hermón

obm-hermon

Exclusivamente este domingo 13, desde lo alto del Monte Hermón, en Israel, el obispo Edir Macedo anunció la GRAN REVELACIÓN que Dios le concedió, y determinó el derramamiento del Espíritu Santo en la vida de millones de personas que participaron de una edición más del “Ayuno de Daniel”.

Durante la reunión de domingo, en la transmisión en vivo desde el Monte Hermón para todo el mundo a través de videoconferencia, el obispo habló de la responsabilidad de cada uno de nosotros cuando recibimos el Espíritu Santo. Él destaco además que Dios espera que seamos su imagen y semejanza aquí en la Tierra,  copias verdaderas de Él en este mundo.

“Cuando usted nace del Espíritu Santo (porque primero se nace del Espíritu, después se recibe el Espíritu Santo) usted se convierte en hijo de Dios, en la imagen del Señor Jesús, por lo tanto, pasa a tener esa responsabilidad. Es como, por ejemplo, una persona que se recibe de médico. Pasa a tener la responsabilidad hacia aquellos que vendrán a pedirle ayuda, o sea, tendrá que tener cuidado para que una receta no hiera, perjudique o incluso mate a nadie. Es la responsabilidad que tiene en su profesión.”

“Y cuando usted se convierte en hijo de Dios, recibe el Espíritu de Dios, tiene que asumir esa responsabilidad, o sea, de que es un “Jesús” donde quiera que vaya, sea en casa, en la calle, en el trabajo. Cada uno de nosotros se hace una copia del Señor cuando recibe Su Espíritu”, explicaba el obispo, poco antes de ministrar la oración a favor de las millones de personas que lo acompañaban.

En seguida, pidió a todos que cerrasen los ojos y determinó que cada persona recibiese la paz de Dios (señal clara y palpable del Espíritu Santo) y, en seguida, el derramamiento del Espíritu Santo.

Movimiento Mundial

Después de orar, el obispo les reveló a todos lo que sucederá los próximos días en la Universal, a partir de este domingo 13 y hasta el próximo 27 de octubre, período en el que ocurrirá un gran movimiento de rescate en favor de las personas sufridas, oprimidas, enfermas y destruidas por las más diversas enfermedades y problemas.

¿Y cómo sucederá? El obispo lo explicó durante el pronunciamiento en el Monte:

“Existen billones de personas en el mundo con la vida atada, presas y destruidas a causa de las fuerzas del mal. Dios nos dio el Espíritu Santo, pero, ¿para qué?

¿Para que vayamos a la iglesia los domingos y los miércoles y digamos “¡Aleluya!” y para que cantemos lindo para Jesús? ¿Será que el Espíritu de Dios en nosotros se limita a eso? ¡Claro que no! Por eso, a partir de hoy vamos a formar una gran multitud de rescate a los enfermos, a los afligidos, vamos a ir a visitar hospitales, presidios, vamos a ir a los callejones, a los lugares más remotos, a invadir el territorio del infierno para rescatar a las personas que están allá sufriendo. ¡Y los pastores y obispos, no se van a quedar esperando adentro de las iglesias que vengan las personas! Todos van a salir a buscar a los sufridos, a los afligidos. ¡Iremos hasta ellos!”, orientó el obispo Macedo.

Por eso todos los días a partir de ahora – determinó el obispo – serán dadas las órdenes para que este propósito de rescate suceda. “Vamos a ofrecerles a todas las personas que vengan a la iglesia el día 27, gratuitamente, ¡algo que va a traerles esa libertad! Solo lo sabrán el día que vengan. ¡Es una sorpresa para todo el mundo! Ustedes traerán a la iglesia personas que están gimiendo, vacías, especialmente este día. Será el “Día del destrabe”, y todos deben traer personas en estas condiciones; ¡niños también! Vamos a trabajar en este propósito en todo el mundo, ¡en una sola fe, en un solo espíritu!”, resaltó.

“Usted que es bautizado con el Espíritu Santo, usted que Lo recibió, está automáticamente enrolado en este movimiento para buscar a los sufridos, a los afligidos y a aquellos que están caídos al costado del camino, ¡porque esta es la misión del Espíritu Santo dentro de nosotros! ¡Todos obviamente son nuestros invitados!” finalizó el obispo.

Vea el video:

Related Posts

One thought on “La revelación de Dios en el Monte Hermón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *