La traición puede evitarse

traicion

Falta de motivación en la relación, falta de elogios, de admiración por parte del otro, expectativas frustradas, una vida sexual inexistente. Según la psicóloga Blenda de Oliveira, esos son algunos indicios que pueden o no, anteceder a una traición.

“Es importante decir que es normal sentir atracción por otra persona, aun estando bien con su compañero, pero eso no significa desarrollar otra relación, pues, para que sea una traición, se necesitan otros factores.”

No siempre esa atracción debe contársela al compañero. “Eso solo se debe exponer si pusiera en riesgo la relación, en el caso que le esté trayendo un problema muy grande al matrimonio. Pero si llegó a existir una relación, eso repercute emocionalmente en el otro y es difícil no contárselo a una persona tan cercana, ya que notará el cambio en su comportamiento, en los horarios, en el interés, en el distanciamiento dentro de la relación”, aclara la licenciada.

Sin embargo, si el compañero no se diera cuenta que sucedió algo es porque algo está mal en la relación. “O no tiene la suficiente intimidad como para conocer al otro o el otro lo sabe, lo notó pero prefiere no enfrentarlo, para no tener un problema que resolver.”

Para evitar una traición, además de no darle lugar a la atracción física, también es necesario  que en la pareja haya un intercambio de cariño y admiración. “Es importante que tengan  proyectos juntos, admiración uno por el otro, complicidad y, principalmente, lealtad. Todas esas son medidas que pueden prevenir, pero no constituyen una garantía”, explica la psicóloga.

Según Blenda, esa lealtad provee sinceridad a la relación. “Aunque un compañero se sienta insatisfecho, hablará con el otro antes de que haya una traición, por la complicidad, a raíz de esa verdadera amistad. Una pareja que lleva una vida rica, confían uno en el otro, cada uno tiene sus actividades, no existen crisis de celos, piensan mucho antes de una traición.”

Actitud de coraje

Si la persona está interesada en la relación después de una traición, la actitud más madura y valiente es convocar al otro a una conversación sincera, abierta. “Preguntar lo que está sucediendo, si hay algo que no está bien. Ellos deben hablar de todo lo que necesiten.”

Si después de esa conversación y del perdón de ambos descubren que se aman, que quieren seguir juntos, es necesario estar dispuesto para reconstruir la confianza quebrada. “Claro que no se puede olvidar, pero se puede vivir sin sufrir por lo ocurrido. Lo que no puede es ‘echarle en cara’ lo que sucedió al otro”, señala Blenda.

La psicóloga finaliza destacando lo que es importante fortalecer en el matrimonio para que no haya grietas para una traición: “Una vida sexual activa y satisfactoria para los dos, teniendo confianza para decirle al otro lo que necesita. Claro que esto es una prevención, como lo dije anteriormente. Para que tenga lugar la traición, depende de varios factores más.”

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *