pareja-compartiendo

La Palabra de Dios dice: “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella.” Efesios 5:25 El amor es capaz de todo, pero la manera en la que una pareja enfrenta las diferencias dentro del hogar es lo que hará la felicidad en  la vida de ambos.

No siempre es fácil lidiar con las diferencias, y cuando aparecen todo lo bueno “pasa desapercibido” y da espacio a la ira. Pero usted, ¿se detuvo a pensar cuáles son algunos de los deberes de la vida matrimonial, que pueden evitar situaciones desagradables? “Las obligaciones de la relación dependen de muchos factores en común en el matrimonio, sin embargo, hay condiciones que deben seguirse para mantener el amor en la relación y hacer la convivencia duradera”.

Uno de los principales deberes de un matrimonio es saber respetarse mutuamente existiendo una reciprocidad y manteniendo la honradez en la relación delante de cualquier situación, incluso en los momentos de intolerancia. “El respeto mutuo es primordial y tiene que caminar junto con el amor. No sea infiel, no ofenda, ni siquiera con palabras. Valore a su compañero y trátelo bien ya sea estando solos o rodeados de personas. A partir del  momento que usted se casa, su conyugue es su familia, a quien usted le debe dar importancia y prioridad”.

Ser fiel no es saber controlar los deseos físicos sino también dominar los pensamientos equivocados que sin su pareja saberlo están pasando por su mente y solo usted lo sabe. “Un compañero debe respetar al otro, ser excepcional, auxiliar cuando fuera solicitado o note que el otro necesita apoyo y ayuda, asumir las responsabilidad de una vida familiar y conyugal. Tenga paciencia y apoye a su pareja. Aunque no piensen y tengan las mismas costumbres siempre, tenga la sabiduría para ayudar a conquistar los objetivos de su pareja”.

Los momentos de desentendimiento  en el matrimonio deben ser guardados para sí y no comentarlos con otras personas, ya que por más que exista una buena intención, siempre habrá comentarios impertinente y hasta negativos que podrían afectar su relación.

Tenga en cuenta que el matrimonio es de dos y solo la pareja debe buscar soluciones satisfactorias y agradables para el bienestar de ambos.

Todas las parejas y matrimonios tienen dificultades

Existen muchos problemas que afectan la vida conyugal, uno de los mayores que contribuye al enfriamiento de la relación es la falta de cariño, complicidad, ausencia física, falta de atención y cuidado con el otro.

“Sin embargo, es importante considerar que la personalidad de cada persona es creada aun en la infancia. Posiblemente, quien no tuvo un hogar rodeado de amor y afecto encontrará dificultades en las relaciones que mantenga, ya que siempre será exigido, y eso hará que naturalmente uno vaya cansando al otro”.

Saber mantener el matrimonio es un regalo gratificante. “Mantener la comunicación en la relación es muy importante, hace que los dos sean más cómplices. Además pueden hacer alguna actividad en común, buscar momentos de diversión,  pero no dejen la individualidad de lado. Haga planes y póngalos en práctica, aprenda a reírse más de los propios defectos y de las fallas del otro, pero trate de no dárselos a conocer a su pareja en el momento que usted percibió el defecto. No convierta la relación en una rutina sea creativo y haga algo diferente frecuentemente”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *