Lenguaje Diferente

lenguajedife

¡Yo nunca le haría eso!!!

Ahí está una frase que normalmente se escucha cuando la novia se decepciona de un chico.

Además, necesito resaltar que hasta hoy me encuentro a mí misma pensando así de vez en cuando, y no ayuda en nada, ya les aviso. En realidad, incluso empeora la situación.

No es fácil entender e incluso recordar que la razón de esto es la diferencia entre los dos.  Lo que es terrible para ella no lo es para él, y viceversa.

Ella le cuenta un problema por el que está pasando, y él dice:

–       ¡Ah! Te estás ahogando en un vaso de agua. ¡Qué tontería!.

El piensa que es lo máximo y que está ayudando, pero ella se siente menospreciada y disminuida.

Él trabaja mucho para darle lo mejor a ella. Llega a casa y quiere descansar, quiere ver fútbol… ¡y no hablar!

En el lenguaje de él, ¡eso es amor!

En el lenguaje de ella, es: “¡Él ya no me ama! ¡No me presta atención!”

Si damos el primer paso y entendemos ese lenguaje, todo el drama puede cambiar…

Basta entender que esta actitud no es por falta de amor y que deberíamos respetar el espacio de él. Y si quieres llegar más lejos,  puedes hacer de todo para que aproveche mejor aquel momento… ¡Mírate dando amor! :-)

Generalmente, después de una actitud así de diferente, hay una reacción: a él le gustará y reaccionará de forma diferente contigo. Existen casos más críticos en que eso lleva un tiempo más para percibirse, pero sucede. Sólo no sucede si la persona relacionada estuviera allí solo para aprovecharse de ti, pero creo que aun así, con fe, puedes cambiar esa situación.

Cuando el asunto es amor, mujeres y hombres hablan un lenguaje diferente.

Ay, cómo demora para aprender este lenguaje, para hablar la misma lengua, para entender las diferencias, entendernos el uno al otro… Muchas desisten enseguida, pero mira, vale la pena sacrificar y aprender, pues cuando existe sintonía, los dos bailan juntitos – ¡y es maravilloso!

El primer paso para aprender este lenguaje es exactamente esto: entiende que él no eres tú. Él ve las cosas de forma diferente, él piensa diferente e incluso siente diferente también. Entender esto ya es un gran paso en este aprendizaje.

Bien podría ser así: antes de casarse, ambos deberían pasar por un curso intensivo de aprendizaje de esta nueva lengua, pues así, después de casados ¡no sería tan difícil adaptarse!

Fuente: cristianecardoso.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *