“Liberado de todos los males”

Carlos-Lopez

Estuve involucrado en el vicio del alcohol y el cigarrillo por más de 23 años. Fumaba dos y tres cajas de cigarrillos diarias. Esto me hizo ser un hombre nervioso y muy agresivo, llegando al punto de maltratar a mi esposa e hijas. En mi hogar no había paz, siempre existía una constante pelea y esto hizo que mis hijas vivieran traumadas.

Sinceramente ya no sabía qué hacer ni a dónde ir, pues ya había perdido a mi familia, mi esposa se separó de mí y se llevó a mis hijas y esto me devastó. Mi esposa se refugió en Dios cuando conoció la Iglesia Universal y comenzó a participar. Como quería recuperar a mi familia y tener un cambio de vida, decidí asistir y participar los viernes en la oración de la liberación. En cada oración comencé a ver el cambió, las ganas de suicidarme desaparecieron, abandoné los vicios por completo, recuperé a mi familia y gracias a Dios tenemos una vida feliz.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *