Lista de chequeo de la vida

listadechequeo

Las listas de chequeo (check lists) son los mejores instrumentos de control de tareas. Nada es más eficiente en la organización de un evento que una buena lista revisada personalmente.  Dependiendo del evento, decenas de detalles deben ser planificados y cuidadosamente comprobados.

¡Imagínese una inauguración que contará con muchas actividades, siendo que la principal de ellas será la apertura de una placa! Todo va bien hasta que a la hora de los flashes se descubre que se olvidaron de colocar la placa o de cubrirla para ser descubierta… ¿Qué hacer? ¿Cómo solucionarlo? ¡Que incomodidad se puede crear en una palestra que tendrá tres personas hablando cuando solo hay dos micrófonos! ¡Imagínese una boda en que la novia piensa en todo, menos en el lugar donde se situarán los padrinos, y cuando ellos entran, se encuentran desorientados y perdidos por no saber donde estar!

Usted que ya viajó en avión debe haber comprobado el procedimiento de la lista de embarque, cuando cada detalle es checado. ¿Ya imaginó si después de ese procedimiento, la tripulación se olvida de cerrar las puertas del avión? Un pequeño detalle que ciertamente resultará en un accidente.

Soy a favor de la objetividad siempre, pues ahorra tiempo y hace que el día a día sea más fácil y cuando hablo de dar atención a los detalles no quiero decir que usted tiene que tardar con cositas. Al contrario, quiero decir que usted no debe ser negligente con aquello que es importante y que puede hacer la diferencia en su vida.

Un simple detalle en la construcción de una obra puede comprometerla y, posteriormente, llevarla al derrumbe. Y un coche nuevo y perfecto puede dejar de moverse por falta de una pequeña pieza.
Yo ya sabía esas cosas, pero, al leer todas las especificaciones pedidas por Dios en la construcción del Tabernáculo, vi lo cuanto Él aprecia los detalles. Son varios capítulos en el Libro de Éxodo que explican minuciosamente Su gusto.

Las cosas grandes y aparentes a los ojos humanos normalmente son hechas, pero las pequeñas son ignoradas por la mayoría.

Recuerdo del caso del joven rico que abordó al Señor Jesús diciéndose ser un fiel cumplidor de la Ley. Sin embargo, le faltaba algo que, en su evaluación personal, no era importante: él era apegado a los bienes materiales, y ese único fallo lo hizo perder la Salvación. En la lista de chequeo de la vida, si nuestros ojos no están muy atentos, cosas importantes pasarán sin darse cuenta y luego traerán graves consecuencias.

¡Cuidado! Quizá, por un “pequeño detalle” despreciado, usted haya dejado de tener éxito en su vida espiritual, familiar, profesional, sentimental etc.

¡Besos!

Fuente: blogs.universal.org/cristianecardoso/es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *