cada-uno-posee

Una persona grosera decidió dar un regalo a otra persona por su cumpleaños, pero como en realidad la despreciaba,  irónicamente mandó a preparar una bandeja llena de basura y desperdicios.

En presencia de todos (porque le daba placer humillar públicamente), mandó entregar el regalo.

Gentilmente, el festejado agradeció  y pidió que lo esperara un instante, ya que le gustaría poder retribuir.

Tiró la basura, lavo la bandeja, la cubrió de flores, y la devolvió con un papel, donde decía: “Cada uno da lo que posee”.

 No te entristezcas con la actitud de algunas personas.

No pierdas tu serenidad.

Domina tus reacciones emotivas.

Sé dueño de ti mismo.

No arrojes leña en el fuego de su aborrecimiento.

No pierdas tu calma.

Piensa antes de hablar y no cedas a su impulsividad.

Guardar resentimiento es como tomar veneno y esperar que la otra persona muera.

Siempre darás lo que llevas en tu corazón.

“El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.”

Lucas 6:45

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *