Los 5 problemas más comunes entre las familias

5-problemas-familias

Algunos de los problemas más dolorosos que podemos tener es en nuestra familia. Una persona puede tener una economía bendecida, salud, pero si su familia está destruida es como si todo eso no valiera. Así que para evitar estos conflictos aquí te dejamos los 5 errores más comunes entre las familias, reflexiona en ellos y pide a Dios ayuda para evitarlos o erradicarlos.

1.- El desacuerdo en la forma de disciplinar a los hijos.

Es una de las situaciones más frecuentes de conflicto entre los padres, y que a la vez impacta a los hijos, pues éstos se sienten culpables de ser la causa de las discusiones. Generalmente, lo que provoca el problema es el enfrentamiento de falta de comunicación familiares estilos de educar que no logran un punto intermedio. “La pareja no entra en acuerdo, uno hacia la permisividad y el otro hacia el autoritarismo, y muchas veces lo hacen no porque están convencidos de que tiene que ser así, sino por compensación del otro”.
Muchas veces detrás del desacuerdo se encuentra el temor a decir no a los hijos. La situación se ve potenciada por las culpas de los padres por dedicar poco tiempo a sus hijos. Es importante establecer límites como única vía de solución. Acuerdo entre padre y madre en tres asuntos fundamentales puede ayudar: qué le vamos a permitir a nuestro hijo, qué no le vamos a permitir y qué haremos cuando transgreda las reglas“.

2.- La dificultad para negociar.
Vivimos un modelo de transición en que aún coexisten patrones tradicionales de estructura familiar con otros modernos. Entre los acuerdos que se necesita negociar están, por ejemplo, qué tiempo asignar a la relación padres–hijos y a la de pareja, y en qué orden; a qué hijo atender primero y por cuánto tiempo, etc. “La tarea es difícil, pero no imposible, y muchas veces genera conflictos. Cada uno se incorpora a la familia con su mochila y dice a mí me educaron de esta manera entonces, yo replicaré este modelo porque estoy convencido de que es bueno”.

3.- Falta de comunicación
Esto es un problema real y extremadamente común. Y aclara que le interesa desmitificar el concepto, porque comunicarse no es lo mismo que conversar. “Hablamos para ser escuchados, pero lo que decimos y lo que escucha el otro es distinto, porque detrás está la interpretación. Muchas veces escuchamos lo que queremos escuchar, y eso bloquea la comunicación”.
Plantea que algunas veces la familia es tan desligada que simplemente no hay espacios para comunicarse. “Cada uno vive su vida independiente sin hacerse demasiado caso. Los hijos tienen que caer en conductas disruptivas y riesgosas para que el sistema acuse que algo pasa”.

4.- Falta de tiempo familiar
“Para conocer a alguien hay que dedicar tiempo a esa relación, y el tiempo compartido en familia es una forma concreta de demostrar el amor que sentimos por los otros”.
Hay tiempos de convivencia familiar, como la comida familiar. “No debería ser pospuesta, porque para estrechar los lazos con los hijos se necesitan espacios de interacción”.

5.- Manejo del dinero
Los problemas relacionados con el dinero suelen estar ligados con la familia. “Un mayor riesgo de conflicto se da cuando ambos trabajan, por el símbolo de poder que implica el dinero. Otro problema es simplemente no hablar del asunto porque se considera que se está poniendo en tela de juicio la confianza y honestidad del otro”.

Es muy importante para cada familia diseñar un proyecto de vida en donde se compatibilicen las expectativas y valores de los miembros. “Esto va a determinar la calidad de vida a que puede aspirar la familia”.

Usted y su familia puede tener un cambio de vida, a través de la fe, acerquése a cualquier Iglesia Universal más cercana a su casa y recibirá la ayuda espiritual que tanto necesita.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *