Los “sin creencia” son mayoría en Reino Unido

sin-creencia8716

La proporción de personas que afirman no seguir ninguna creencia ya es superior a la de los cristianos en Inglaterra y en Gales, de acuerdo con un informe realizado por el Centro Nacional de Investigación Social (NatCen, sigla en inglés). El dato es similar al de otro estudio, divulgado en 2015 en asociación con el instituto Win y Gallup.

La investigación, publicada por el diario The Guardian, contempló a Inglaterra y a Gales, pero los datos de los censos de Escocia refuerzan la investigación y muestran que la caída creciente es una realidad en la mayor parte del Reino Unido.

Según NatCen, lo que se consideran “sin religión” ya son 48,5%. Un aumento espantoso, si consideramos que el mismo estudio hecho en el 2011 registró 25%. Las denominaciones de base cristiana – hayan seguido ellas los preceptos de la Biblia y de la iglesia primitiva correctamente, o no – comprenden el 43,8% de la población inglesa y galesa. Londres tiene la menor proporción de “sin creencia ” (40%), pero también tiene la mayor cantidad de adeptos de creencias no cristianas. Si consideramos solo los ciudadanos de Gales, la cantidad de los “sin creencia” es alta: 59,5%.

Los investigadores también descubrieron que buena parte de los “sin creencia” ya siguió alguna denominación por motivos familiares o sociales – cuatro de cada diez que nacieron en familia anglicanas, por ejemplo, renunció a la fe en esos términos y la proporción de personas que dejaron el catolicismo es muy cercana a eso.

Otro curioso relato publicado por NatCen: la iglesia anglicana, una rama de la católica, pierde 12 seguidores por cada uno que conquista, mientras que la católica pierde diez. Estas dos denominaciones fueron las más citadas, ya que son las más grandes, mientras que los protestantes fueron incluidos en la categoría “otros cristianos”. Los ateos son aproximadamente el 13%.

El The Guardian citó también que la iglesia romana escocesa estudia la posibilidad de realizar “bautismos on-line”. Sí, ceremonias no presenciales en las cuales sacerdotes y fieles realizan sus ritos a través de internet. La institución afirma que eso la haría estar más cerca de las personas, ya que ellas usan la web para otras actividades diarias.

Los datos mostrados por el periódico tradicional inglés derrumban el estereotipo de “reino cristiano” hasta entonces estampado por Gran Bretaña, además de exhibir una realidad contundente: en los últimos 30 años, las dos principales denominaciones de base cristiana británica perdieron prácticamente la mitad de sus fieles. Y la “Tierra de la Reina” no solo es menos cristiana sino que muchos piensan que se encuentra entre los países menos cristianos del mundo.

¿Motivos?

El propio diario The Guardian exploró el tema en otras ediciones. Según ellas solamente el 30%  de los británicos se dicen seguidores fieles de alguna creencia (cristiana o no), según los datos recogidos por la asociación de los institutos de investigación  Win/Gallup. Para el diario inglés, en estas últimas décadas dejaron de asistir a sus iglesias y fallaron en trasmitir a los hijos los preceptos de ellas. Aquellos adultos están muriendo y sus descendientes directos no tienen más conexión con las creencias de los padres, según analizó el escritor Andrew Brown en el reportaje “Basta de fe: cómo los cristianos están perdiendo su religión” (en traducción libre). “El Dios en quien los ingleses aún creen más o menos, por lo que parece, es cada vez menos encontrado en las iglesias o por lo menos en sus servicios (como cultos y misas)”, dijo el reportero.

Brown toca un punto importante: lo que muchos todavía definen como religión está alejando más a las personas de Dios que acercándolas. Los “fieles” se apegan más a las tradiciones, rituales y otras actividades y menos al Señor propiamente dicho. El enfoque está mal. Por eso, con el pasar del tiempo, los seguidores de esas denominaciones notan cuán vacías de significado son esas prácticas y tienden a abandonarlas – asociando equivocadamente ese vacío a Dios y no a las iglesias.

La editorial The Guardian de la edición del 27 de mayo de este año también citó otro motivo convincente. El aprendizaje de Dios y el compromiso con Sus enseñanzas, fuertes bases del cristianismo de otros tiempos, dieron lugar a una gran carga de emoción para traer adeptos. A medida que la razón fue dejada de lado, los falsos cristianos emotivos se distanciaron de Dios y de la propia iglesia.

Cuando las prioridades no son el contacto directo con el Creador y el aprendizaje de Sus preceptos, con base fiel en la Sagrada Biblia, el vacío se instala. Es un caso claro de la conocida expresión “calentar un asiento en la iglesia”. Algo que cansa fácilmente y genera también un distanciamiento.

Le corresponde a cada cristiano (el de verdad) tomar la posición que le corresponde en su compromiso Divino y conectarse a Dios en su vida, sus actitudes y sus propósitos. Si no, también hará parte de esas tristes estadísticas mostradas.

Los domingos, en todas las Universal, obispos y pastores y obreros, claman para que todos los presentes tengan un encuentro con Dios.  Vea aquí la dirección de la Universal más cercana a su casa.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *