Más allá de los límites de la lógica

limitesdelogica

No vale la pena, por más que trates de explicar, lo que sucede es lo siguiente: cuando se pasa a vivir por la fe inteligente, se atraviesa la “frontera” y todo la lógica humana, simplemente, deja de tener sentido…

Dios no Se apoya en nuestras obras pasadas, y sí en lo que hacemos, damos y somos en los días de hoy… sino, observa lo siguiente: “Pero si el justo se aparta de su justicia y comete iniquidad, actuando conforme a todas las abominaciones que comete el impío, ¿vivirá? Ninguna de las obras justas que ha hecho le serán recordadas; por la infidelidad que ha cometido y el pecado que ha cometido, por ellos morirá.” (Ez. 18.24)

Lo mismo puede ocurrir con cada uno de nosotros. La mayor prueba de eso es que una persona lleva 5, 10, 30, 50, 70 años construyendo una vida de dignidad, responsabilidad, confianza, reputación, pero, por un error, desliz de carácter o conducta, todo es olvidado, ignorado, echado fuera, en la basura. De inmediato, son olvidadas las centenas y millares de cosas, buenas y correctas, que fueron hechas y sólo es recordado lo errado, pasando a ser condenado y despreciado. ¿No es verdad?

Por ejemplo: Dios llamó a Abraham a sus 75 años de edad, y durante 25 años obedeció a Dios en todo, obteniendo el Cumplimiento de la Profecía, el nacimiento de Isaac. Después de algún tiempo, Dios le pidió a Isaac en sacrificio y Abraham no se lo negó.

En el momento en que Abraham fue probado y aprobado, Dios dijo: “…porque ahora sé que temes a Dios, ya que no me has rehusado tu hijo, tu único.” (Génesis 22.12)

¿Será que Dios no sabía acerca de esto desde hace años? ¡¡¡Claro que sí!!! Entonces, ¿por qué sólo ahora Dios hace tal afirmación? Porque esa actitud de obediencia, más allá de los límites de la lógica, mostró a Dios el principal ideal de la vida de Abraham: Obedecer a la Voz de Dios, cueste lo que cueste, duela a quién duela. Aunque no tenga lógica, pero, ¡¡¡SI DIOS MANDÓ, OBEDECERÉ!!!

Imagina esta realidad cuando el 99,9% de la humanidad ya dejó de hacer cosas que están a su alcance como: superar el egoísmo, perdonar, creer, amar y escuchar a quien se ama, llorar si es preciso, gritar, acudir a la Iglesia Universal, meditar en las Palabra Infalibles de nuestro Dios…

En realidad, el 100% de la población mundial está preocupada con sus planes y sueños para 2014 y hasta es capaz de hacer todo por ellos. Pero, ¿quién, de hecho, paró para pensar y tener como su ideal, no sólo para 2014, sino para siempre, obedecer sin límites a la Voz de Dios? ¡NO ME RESPONDAS, RESPÓNDETE A TI MISMO!

Porque no apenas en el inicio de 2014, sino todos los minutos, días, semanas, meses, años y décadas que viviremos, dependerán de esta decisión: de oír la Voz de Dios y obedecer, o no oír y no hacer caso.

Cuando sobrepasamos el límite de la lógica para obedecerlo, podemos oír de Él también: “Ahora sé que Me temes…”

¿Y cuando oigo a Dios decir: “Ahora sé que Me temes…”? Cuando ves Su Libramiento, Respuesta, Poder en acción en tu vida, ¡en tu favor! Sea en forma de cura, liberación, perdón, realización sentimental, unión familiar, éxito profesional, salvación.

Piensa en esto, no cometas el error de basarte en obras y/o cosas del pasado, porque ni Dios ni el ser humano lo hacen. Eso no es malo, sino muy bueno. ¿Por qué? Porque nos hace estar en un proceso de constante renovación, aprendizaje, maduración…

Y esta es la verdadera evolución, el verdadero motivo por el que vinimos a este mundo, ¡para alcanzar un nivel superior de desarrollo espiritual! Querido lector, es un hecho, ¡no existe mayor independencia del ser humano que cuando éste DEPENDE 100% DE DIOS Y OBEDECE SU VOZ SIN LÍMITES!

Fuente: juliofreitas.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *